Quiche súper aromático con masa de patata rallada

Una versión "fusión" del quiche. Sustituimos la masa quebrada por patata rallada, y la nata por leche de coco. Añadimos ingredientes saludables como el kale, tomates cherry, apio, poco cocinados para que conserven todas sus propiedades y su textura. El resultado es un quiche muy suave y delicado, tremendamente aromático. Acompañado de una ensalada verde es un plato completo, perfectamente equilibrado. 

Ingredientes : 
  • 500g de patatas
  • 150g de ramas de apio
  •  2 cebollas
  • 4 dátiles 
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 150g de tomates cherry
  • 1 puñado de hojas de kale cortadas
  • 4-5 rodajas de rulo de queso de cabra
  • 20cl de leche de coco
  • 3 huevos
  • sal, pimienta
  • nuez moscada
  • hojas de albahaca
  • 1 pera
  • crema de vinagre balsámico (opcional)
Preparar la masa : rallas las patatas peladas (o con piel si son nuevas). Ponerlas en un trapo, y sacar todo el agua posible presionando bien como si se tratara de una cuajada. Sacarlas y disponerlas en un molde de tarta forrado con papel antiadherente y untado con aceite de oliva. Presionar muy bien (se puede utilizar otro molde ligeramente más pequeño). Salpimentar y hornear a 200 grados unos 15 minutos (hasta que se ablanden las patatas, pero sin que se doren demasiado). 



Mientras, picar la cebolla y ponerla a dorar con un poco de aceite de oliva. Tapar y dejar que se haga unos 10 minutos, hasta que se ablande. Añadir los dátiles picados, el azúcar, y dejar que se caramelice bien todo. Reservar.

Cortar el apio en rodajas muy finas, ponerlo a dorar con un poco de aceite. Cuando esté un poco dorado, añadir el kale, y dejar un minuto más. Apagar el fuego.

Sacar la masa de patatas del horno. Esparcir 3/4 de la mermelada de cebolla sobre la masa.

Disponer encima el apio y el kale. 


Batir los huevos con la leche de coco y un poco de nuez moscada, incorporar la mezcla en el molde.


Disponer unos tomatitos cortados en cuartos, las rodajas de queso de cabra con un chorrito de aceite de oliva y un poco de tomillo, y hornear 15 minutos a 200 grados. 
 

Caramelizar las peras cortadas en láminas con una cucharadita de azúcar en una sartén antiadherente. Disponerlas sobre el quiche con unas cucharadas del resto de cebolla caramelizada y unas hojas de albahaca. Decorar con un chorrito de crema de vinagre balsámico.

quiche-glutenfree-potato-patata-healthy


No hay comentarios:

Publicar un comentario