Pizza con masa de zanahoria (sin harina)

Si estás siguiendo una dieta que limita las harinas, o si eres alérgico al gluten, ésta es tu pizza. 

La masa está hecha con zanahoria rallada y harina de garbanzo, para conseguir una masa flexible y más sana que la tradicional. 

La zanahoria a parte de aportar fibra y vitaminas le da un sabor excelente a la pizza. Pruébala, te sorprenderá!



Ingredientes (para dos pizzas medianas) : 

  • 500g de zanahoria rallada
  • 150g de harina de garbanzo
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de semillas de comino
  • 1/2 cucharadita de hierbas de provenza
  • 1 pizca de pimienta molida



Ejemplo de "toppings" :

Pizza de champiñones y queso de cabra con mermelada de cebolla :  

  •  50g de champiñones
  • 1/2 diente de ajo
  • perejil picado
  • 4 rodajas de queso de cabra
  • 3 cucharadas de tomate frito
  • 2 cucharaditas de mermelada de cebolla
  • tomillo 



Pizza de queso Emmental y aceitunas : 

  • 3 cucharadas de tomate frito
  • queso Emmental
  • aceitunas verdes o negras
  • albahaca fresca 



Para preparar la masa : 

Mezclar las zanahorias ralladas con la harina de garbanzo y las especias. 
Amasar con las manos unos 2 minutos para que se vaya incorporando bien la harina. 
Disponer una hoja de papel anti adherente sobre la bandeja del horno, y formar dos discos de masa aplastando con las manos. El grosor no debería de pasar de los 3-4 milimetros.
Hornear las masas unos 20 minutos a 200 grados, hasta que se vean doradas. 

Dejar enfríar un poco, y sacar el papel con mucho cuidado para que no se rompan. 

Disponer las guarniciones encima : saltear los champiñones con ajo y perejil, disponerlos sobre la masa untada con tomate frito, disponer el queso de cabra encima, un poco de mermelada de cebolla al lado, y espolvorear un poco de tomillo. Para la otra, disponer el tomate frito, el queso encima, y las aceitunas.

Hornear unos 5-6 minutos a 200 grados, hasta que se derrita el queso.



NOTA para veganos : la masa es 100% vegana! Para toppings aquí están unas sugerencias :
- aguacate, tomate, cilantro y zumo de lima
- chili sin carne
- champiñones, tomate frito, queso vegano
- untar con salsa satay, relleno verduras salteadas con tofú....
etc...etc...etc...!

Salteado tibio de trigo sarraceno versión tex-mex

El trigo sarraceno es muy versátil, se adapta a todo, igual que el arroz. En esta versión, lo hemos combinado con judías negras, judías verdes, cebolla, uvas pasas, manzana y un toque de comino en un salteado rápido. Servido con aguacate, tomate y nata agria, es un plato muy equilibrado, rápido y terriblemente sabroso. 



Ingredientes (para dos platos grandes) :
  • 100g de trigo sarraceno
  • 1 lata de judías negras (400g)
  • 1 cebolla
  • 1 manzana
  • 150g de judías planas
  • un puñadito de uvas pasas
  • 1 tomate
  • 1 aguacate
  • 10cl de nata
  • 1 limón
  • 1 cucharadita de comino en semillas
  • sal, pimienta
  • salsa picante (opcional)
  • aceite de oliva

Cocer el trigo sarraceno en agua hirviendo hasta que se ablande, pero que quede un poco firme. 
Cocer las judías 5 minutos en agua hirviendo, y refrescarlas en agua muy fría para cortar la cocción. Tienen que estar firmes y crujientes. 

Picar media cebolla muy finita, y ponerla a saltear en una sartén muy caliente junto con la manzana cortada en daditos. Cuando estén doradas, añadir las judías cortadas en trocitos, las pasas, el comino, sal y pimienta. Saltear dos minutos, añadir el trigo sarraceno, las judías pasadas por agua y escurridas, y saltear dos minutos más para que se tueste ligeramente el trigo, sin parar de remover. 


 
Mezclar la nata con el zumo de medio limón. Remover para que se corte y espese. 
Cortar el tomate y el aguacate en daditos, disponerlos en un plato con un poco de nata espesa al lado. Añadir el salteado, y aliñar con el resto del limón, un poco de aceite y salsa picante. Decorar con la otra mitad de la cebolla en rodajas, unos brotes de lechuga y cilantro picado.






Paella de cebada con verduras asadas

Si cada vez que preparas una paella tienes pánico a que se te pase el arroz, esta receta te lo pone fácil : es casi imposible que "se te pase" la cebada! Este cereal integral conserva su firmeza aunque esté cocido previamente en agua. Aquí lo hemos preparado como una paella, con su azafrán y su sofrito (que nos perdonen los puristas Valencianos por el término empleado, sólo lo hemos tomado prestado). ;)



Ingredientes (para 2-3 platos) :

  • 200g de cebada
  • 1 pimiento rojo
  • 2 calabacines pequeños
  • 250g judías planas
  • 2 dientes de ajo
  • 2 tomates
  • 30cl de caldo de verduras 
  • hebras de azafrán
  • sal
  • aceite de oliva



Poner la cebada en remojo el día anterior (10-12 horas) para que se ablande.
Cambiar el agua, y cocer en agua hirviendo en una olla grande 20 minutos (la cebada tiene que estar firme todavía). Escurrir y reservar.

Blanquear las judías unos 5 minutos. Refrescarlas con agua fría para cortar la cocción.
Cortar la mitad del pimiento en daditos pequeños, y la otra mitad en láminas (las usaremos para decorar el plato).
Cortar el calabacín en cuartos o rodajas. 

 

Asar todas las verduras por separado en el paellero. Tienen que quedar ligeramente quemadas para que den más sabor a la paella.
Una vez estén todas asadas, reservar en un lugar caliente, y poner a dorar en el paellero el ajo cortado muy finito con un poco de aceite de oliva. Añadir el azafrán y a continuación el tomate triturado. Dejar que se evapore todo el agua y que el color cambie a anaranjado (unos 15 minutos a fuego medio).
Incorporar entonces la cebada, los daditos de pimiento, la mitad de las judías, y mezclar bien. Incorporar el caldo caliente, y dejar que la cebada lo vaya absorbiendo. 

Ya que la cebada es más firme que el arroz, está "permitido" remover de vez en cuando, aunque hay que hacerlo con precaución para que la paella no se nos transforme en risotto...

Al final de la cocción cuando casi todo el líquido esté absorbido, disponer las verduras encima de la "paella". 
Servir con limon, y un vino blanco muy fresco!
Si tienes la suerte de tener barbacoa, no dudes en hacer este plato directamente en la parrilla, te saldrá riquísimo.


Curry de espinacas con coco rallado

Un curry lleno de sabores gracias a la mezcla de las especias con el sabor dulce de la leche de coco y del coco rallado. Muy fácil de hacer, se adapta muy bien a las cenas de verano porque es muy ligero. Servido con un bol de arroz blanco es una cena completa que te llevará menos de una hora de preparación.


Ingredientes (para 4 personas) : 


  • 1 cebolla
  • 3 tomates maduros
  • 3 dientes de ajo
  • 600g de espinaca congelada
  • 1 lata de leche de coco (400ml)
  • 10g de coco rallado
  • 1 cucharadita de curry
  • 1 cucharadita de garam masala
  • 1 cucharadita de comino (molido o no)
  • 3 clavos machacados
  • 1 cucharadita de azúcar
  • unas hojas de menta
  • 10cl de nata (opcional)


 
Picar la cebolla y ponerla a "sudar" en una sartén un poco profunda con un poco de aceite. Ponerle sal, tapar y dejar que se haga a fuego lento. 

Cuando esté bien dorada, añadir el ajo triturado o prensado y todas las especias. Dejar que se doren hasta que el ajo esté a punto de coger color. Añadir entonces los tomates cortados en dados pequeños (o triturados), el azúcar, y el coco rallado. Tapar y dejar reducir a fuego lento hasta que casi se seque el tomate (20 min aprox), y que vaya cogiendo un color más anaranjado. 

Añadir entonces la leche de coco, las espinacas congeladas, tapar de vuelta y dejar cocer hasta que las espinacas estén tiernas (10 minutos aprox). Al final de la cocción, para más untuosidad se puede añadir un poco de nata.

Servir el curry con hojas de menta fresca y acompañar con arroz blanco tipo pilaf.




Vegan cheesecake de coco y fresa


Si te gustan los postres cremosos, te encantará éste!
El relleno es de leche de coco, anacardos, y sirope de ágave para el toque dulce. 
Un poco de zumo de lima para dar un poco de acidez que se contrarresta con un poco de mermelada de fresa casera

Con tanta cremosidad, la masa tenía que ser crujiente : está hecha de nueces y dátiles, con un toque de sal para contrastar un poco con el dulce. 

Un cheesecake sin la culpa de estar comiendo cheesecake, porque todos los ingredientes son 100% naturales y sin refinar!



No hay cocción, se dejan los pastelitos en el congelador hasta que se cuajen. Luego se pueden comer totalmente congelados como un helado, o ligeramente tiernos. 




Ingredientes (para 6 mini cheesecakes de 7cm de diámetro) : 

Para el relleno :
  • 12cl de leche de coco
  • 40g de aceite de coco
  • 3 cucharadas de sirope de ágave
  • 100g de anacardos (remojados una noche)
  • zumo de 1/2 lima
  • 3 cucharadas de mermelada de fresa

Para la masa
  •  80g de dátiles (peso sin hueso)
  • 80g de nueces (o almendras, o avellanas)
  • 1 cucharadita de sal en escamas (Maldon)

Preparar la masa : 


Poner los dátiles en un robot de cocina, triturar hasta reducir en puré. Añadir las nueces, triturar hasta tener trocitos todavía visibles (4-5mm de ancho). Añadir la sal, dar una mini vuelta más y apagar. 
Disponer unos circulos pasteleros en una bandeja de silicona, o con papel antiadherente. Poner un poco de masa en el fondo, más o menos sobre 4-5mm de grosor. Aplanar presionando bien con las manos o con la tapita de los discos para que se amalgamen las nueces con los dátiles.



Preparar el relleno : 

Poner en un bol todos los ingredientes del relleno, menos la mermelada. Triturar con mini pimmer, hasta conseguir una textura totalmente cremosa, sin que queden trozos de anacardo sin triturar. Verter este relleno en los discos encima de la masa. Repartir un poco de mermelada de fresa encima en forma de círculo o espiral (si el relleno está muy líquido, puedes dejar los moldes unos minutos en el congelador primero, para que se cuajen un poco antes de repartir la mermelada). 




Poner los cheesecakes al menos 2 horas en el congelador. Para sacarlos del molde, sólo hace falta calentar el metal un poco con las manos, y empujar un poquito. Sale solo! 




Degustar los cheesecakes con una cucharadita de la misma mermelada de fresa, o coulis de fresa con frutos rojos ácidos. 



También se pueden enmascarar los cantos del cheesecake con un poco de coco rallado, para darles más una aparencia de pastelito : 



A disfrutarlos!




Ensalada de lentejas, vinagreta de lima y mostaza

Una ensalada de verano, refrescante, llena de vitaminas y antioxidantes. Representa un plato completo con sus proteínas, hidratos de carbono, grasas saludables, vitaminas y minerales. Lo mejor de todo ? Se prepara en 5 minutos contados. 
...Y se puede llevar a la playa.




Ingredientes : 
  • 1 lata de lentejas (400g)
  • 1 pimiento verde
  • 1 cebolla
  • menta
  • perejil picado
  • 1 cucharadita de mostaza
  • 1 cucharada de vinagre balsámico
  • 2 cucharadas de zumo de lima
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • sal, pimienta




Preparar la vinagreta en un bol grande : mezclar con una varilla la mostaza con el vinagre, el zumo de lima, sal, pimienta, y aceite hasta que emulsionen.  Picar el pimiento y la cebolla bien finitos, echarlos en el bol, junto con las lentejas. Añadir perejil picado, menta, mezclar bien y servir. 


Sorteo de una cena para dos con Resto-In!

Estamos sorteando un vale de 30 euros con Resto-in para que pidas tu comida vegetariana favorita a domicilio.

Para participar, nada más fácil : ser fan de ambas páginas de ExquisitoVegetariano y resto-in en Facebook, y compartir este post en la tuya! 

En dos semanas haremos un sorteo entre todos los participantes. 



Desde 2006, resto-in está activo como servicio de comida a domicilio en diferentes países de Europa. Cuenta con presencia en Francia, Bélgica, Alemania, Inglaterra y en España, disponible en Madrid y Barcelona. En ambas ciudades resto-in cuenta con restaurantes de chefs con Estrellas Michelín: Sergi Arola, en Madrid; y Paco Pérez, en Barcelona.  

sorteo


¿Cuál es la gran diferencia entre resto-in y otras empresas? En resto-in únicamente tienen restaurantes muy muy bien valorados en diferentes plataformas de valoraciones, con lo que se aseguran que la calidad de la comida esté a la altura del servicio.






¿Cómo pedir en resto-in?
Puedes hacer tu pedido a través de la web www.resto-in.es o app (android/ios).
Al entrar pondrás tu dirección en la web y se te mostrarán los restaurantes a los que puedes pedir (reparten a 3 km de distancia desde el restaurante), en el caso de la app te geolocaliza y te muestra los restaurantes a los que puedes pedir.
En los restaurantes podrás encontrar fotos de los platos, por lo que realizar tu pedido es mucho más sencillo.

El pedido mínimo es de 12€ y 2,99€ de gastos de entrega en Barcelona y 2,99€ en Madrid.



sorteo


Una vez realizado el pedido, se te asigna un repartidor (van en motos y/o bicis) y podrás ver en tiempo real como este avanza hasta llevar tu pedido a tu domicilio. Una vez entregado el pedido podrás valorar el servicio ofrecido por resto-in valorando el servicio del repartidor.
sorteo

 
Mucha suerte a tod@s! 

Nota : el sorteo se hará a través de la página sortea2.com, entre todos los participantes que hayan cumplido con los requisitos (ser fan en facebook de ambas páginas Exquisito Vegetariano y Resto In, y compartir la publicación).