Probando los tintos de verano Sandevid!


A quien no le gusta disfrutar de una buena sangría en verano? O de un tinto de verano fresquito? 

Es el sabor de las vacaciones, de las fiestas, de las comidas entre amigos y de las tardes en la playa...
Pues estos días aquí en Exquisito Vegetariano estamos probando los productos de Sandevid : nos
enviaron una muy bonita caja degustación con cuatro de las variedades que ofrece su abanico de
tintos de verano. Las hemos puesto en la nevera y los vamos degustando de a poco.


Para hacer las presentaciones, Sandevid es una empresa familiar ubicada en el parque de las tablas
de Daimiel, en Castilla la Mancha, tierra vinícola por excelencia. La empresa cultiva su propia vid,
por lo que los productos son de kilómetro cero, toda la materia prima viene del mismo lugar de
cultivo.
No llevan colorantes ni conservantes, y además son 100% veganos ya que emplean filtros vegetales en la elaboración de sus tintos de verano.


(Lo sabías? Aunque la uva por naturaleza sea totalmente vegana, muchos productores de vinos suelen utilizar clara de huevo o gelatina en el proceso de clarificación del vino, de allí el esfuerzo estos últimos años por parte de unas empresas de hacer vino vegano para responder a una demanda cada vez más importante. Y como las buenas noticias suelen venir acompañadas, lo mismo está pasando con la cerveza, se solían emplear filtros animales pero ya van cambiando las cosas poco a poco y cada vez por suerte hay más opciones veganas.)

Todos los productos de Sandevid cuentan con la certificación oficial internacional V-Label, el label
vegetariano y vegano por excelencia. Los productos de Sandevid también se encuentran listados en
Barnivore, que es la plataforma principal para indexar información sobre vinos veganos.

La gama de los tintos de verano se compone de muchas propuestas que se adaptarán a todos los
gustos y a las diferentes dietas de cada uno :


-Tinto de verano con gaseosa (el clásico!)
-Tinto de verano con limón (radler)
-Tinto de verano con naranja (el más parecido a la sangría)
-Tinto de verano SIN (sin alcohol)
-Tinto de verano 0 (sin azúcar)
-Tinto de verano 0+0 ( 0 alcohol y 0 azúcares).



Nos gustó el sabor fresco del tinto de verano con limón, muy ligero para un caluroso día de verano.
También nos gustó la propuesta sin alcohol ya que te permite disfrutar de un tinto de verano
fresquito aunque no quieras consumir alcohol, por la razones que sean (ideal para embarazadas, o si tienes que coger el coche después del picnic en la playa o de la barbacoa, por ejemplo).
El formato botellín nos ha perecido muy bonito y elegante para ponerlo en la mesa de forma

individual, mientras que las botellas de plástico son perfectas para las mesas grandes de invitados
que nos encanta tener en verano.

En fin, es una propuesta interesante que viene añadirse a la lista de las bebidas veganas, además es una opción muy económica que nos suele gustar a todos.
Gracias Sandevid por darnos a conocer vuestros productos y mucha suerte en esta aventura!



https://sandevid.com/wp-content/uploads/2018/08/home_products_2.png


Calabaza rellena de tagine de verduras

calabaza-rellena-tagine-verduras-amaranto-sin-gluten-marruecos-oriental
Una receta que hará muy felices a los aficionados a los sabores agridulces. El tagine se prepara tradicionalmente en una fuente de barro en el horno, pero este se cocinará lentamente en la calabaza previamente vaciada de sus semillas. De esta forma todo se hace al vapor, y al momento de la degustación se pude mezclar con la pulpa de la calabaza asada. Una delicia para los amantes de la cocina oriental!

Ingredientes (para 2 o 3 personas) :
  • 1 calabaza (o varias pequeñas individuales)
  • 60g de semillas de amaranto 
  • 1 cebolla
  • 1 chirivía
  • 1 patata
  • 2 zanahorias
  • 200g de garbanzos cocidos
  • 3 dientes de ajo
  • 1 manzana
  • 6 albaricoques secos
  • 1 puñadito de uvas pasas
  • 4 dátiles
  • 2 cucharaditas de ras-el-hanout
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de chile molido
  • 1 cucharadita de jengibre molido (o fresco)
  • aceite de oliva
  • sal, pimienta
  • 15cl de tomate frito
Cortar la cebolla en rodajas no muy finas, ponerla a dorar en una sartén. Añadir todas las verduras cortadas en cubitos de 1cm de grosor. Añadir los garbanzos, las especias, el ajo entero, la manzana picada y los frutos secos picados, dorar un poco, añadir el tomate frito y un vaso de agua y dejar cocer tapado a fuego medio unos 5 minutos. Incorporar el amaranto, dejar dos minutos más a fuego lento y apagar el fuego. 


Abrir la calabaza por la parte superior cortándole una tapa, quitarle las semillas. Rellenarla con el tagine, volver a poner la tapa, envolver todo en papel de aluminio y disponer en una fuente para el horno. Hornear a 200 grados unos 45 minutos.


Cortar la calabaza en cuartos, o disponer una mini calabaza individual en cada plato. Cada comensal podrá mezclar en su propio plato el tagine con la calabaza asada. Servir con cilantro fresco y limón.



Fusilli con salsa cremosa de puerros, chips de kale y chips de ajo

pasta-chips-kale-ajoUna receta de pasta bastante sana ya que lleva la misma cantidad de pasta que de verduras : es rica en fibra, vitaminas y minerales. Los chips de kale le dan un toque crujiente muy agradable en boca, que contrasta con la cremosidad de la salsa. 

Ingredientes (para dos platos) : 
  • 100g de pasta fusilli
  • 70g de hojas de kale
  • 1 puerro grande
  • 1 cebolla
  • 6 champiñones
  • 6 dientes de ajo
  • 20cl de nata (o nata vegana)
  • 2 cucharadas de salsa perrins
  • 1 pizca de nuez moscada
  • 1 pizca de chile molido
  • sal, pimienta
  • 7-8 nueces de macadamia (o avellanas)



Picar la cebolla y ponerla a dorar en una cazuela con aceite de oliva. Cuando esté bien dorada la cebolla, añadir el puerro y dejar que vaya sudando a fuego lento, tapado. Cuando haya reducido de la mitad del volumen y que se vaya dorando, incorporar los champiñones cortados en láminas, la salsa perrins, sal, pimienta, nuez moscada y saltear brevemente. Añadir entonces la nata y dejar unos 10 minutos a fuego muy lento. 

Poner el kale en una bandeja para el horno forrada con papel antiadherente. Rociarlo con aceite de oliva, sazonar con sal, pimienta y chile molido, y hornear a 180 grados unos 5 minutos, hasta que las hojas estén a punto de chips.
Cocer la pasta en agua hirviendo con sal. 
Mientras, preparar los chips de ajo : en una olla, poner a calentar un fondo de aceite de oliva. Añadir el ajo cortado en rodajas finas, y dejar que se vaya cocinando a fuego lento unos 6-7 minutos hasta que tenga la apariencia de chips (no se tiene que dorar demasiado, si no se amargaría, por eso es mejor dejarlo a fuego bajo). 

Escurrir la pasta, mezclarla con la salsa de puerro y con el aceite de los chips de ajo ya hechos. Disponer en un plato, y poner encima los chips de kale y de ajo. Espolvorear un poco de nuez de macadamia picada ligeramente salteada para darle aún más crujiente. 
 
 

Verduras al horno en pasta de curry de anacardos y crepes de espinacas

Un curry super cremoso y totalmente vegano. La pasta de curry se prepara con tomates, especias y anacardos, y se tritura para conseguir una textura muy fina y untuosa. Las verduras se cocinan en el horno para conservar todos sus sabores, y se mezclan con el curry en el momento de servirlas. El plato se puede servir con arroz pilaf, o con estos crepes de espinacas, cilantro y perejil. Son muy fáciles de hacer, y no llevan gluten. 

Ingredientes (para 2-3 personas) :

Verduras al horno : 
  • 1 pimiento rojo
  • 2 zanahorias
  • 1 berenjena
  • 1 cucharadita de comino en semillas 
  • 2 cebollitas tiernas
  • 3-4 ramitas de cilantro
Pasta de curry : 
  • 60g de anacardos 
  • 1 lata y media de tomate triturado (600 gramos, o 5 tomates frescos triturados)
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • 2 dátiles
  • 1 cucharadita de comino en semilla
  • 1 cucharadita de semillas de cilantro
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 1 cucharadita de curry 
  • 3 semillas de cardamomo
  • 2 hojitas de laurel
  • sal, pimienta
  • aceite de oliva
Crepes de espinacas : 
  • 120g de harina de garbanzo
  • 100g de espinacas
  • 1 ramo de cilantro (7-8 ramitas)
  • 1 ramo de perejil (7-8 ramitas)
  • 1/2 cucharadita de garam masala
  • 1/2 cucharadita de cominos en semilla
  • 1 diente de ajo
  • 3 cebollitas tiernas
  • zumo de 1/2 lima
Preparar las verduras al horno : cortar todas las verduras en cubitos pequeños y ponerlas en una bandeja con un poco de aceite de oliva. Añadir el comino y hornear a 200 grados de media hora a 40 minutos (remover a media cocción para que todo se cocine bien). 



Preparar los crepes : mezclar en un bol grande la harina de garbanzo con las especias y la sal, añadir el zumo de lima y un poco de agua y mezclar hasta conseguir una masa líquida pero bastante espesa (se acabará de diluir cuando le pongamos las verduras).
Cortar las espinacas en tiras finas, y picar cilantro, perejil, ajo y cebolla tierna. Incorporar todo a la masa, remover bien y dejar reposar media hora. 


Preparar la pasta de curry : en una sarten, dorar la cebolla picada muy finita. Añadir el ajo prensado y las especias, dorar medio minuto, añadir el tomate y dejar que se fría muy bien en el aceite. Cuando esté ya bien cocido (cambiado de color a rojo oscuro), añadir un vasito de agua (12cl), los dátiles picados, los anacardos y dejar a fuego lento 20 minutos. Pasado este tiempo, poner toda la salsa en un bol de turmix y triturar. Obtendremos una pasta bastante espesa y muy aromática (si queda demasiado espesa, se puede añadir un poco de agua). 


 Preparar los crepes : en una sarten antiadherente, disponer unas cucharadas de masa y extenderla en forma de discos finitos de unos 12-13cm de diámetro. Cocer 2 minutos de cada lado.


Acabar de perfumar el curry con unas hojas de menta y servir con los crepes a modo de tortillas, o de  "naans".
 

Verduritas salteadas con salsa de pesto rosso, gorgonzola y parmesano

Una receta muy fácil, sana y muy sabrosa. Se saltean las verduras y se sirven con una salsa de pesto rojo mezclado con nata y gorgonzola. El sabor es un poco dulce, con el amargor del gorgonzola para contrarrestarlo. Y como toque final, parmesano rallado para acabar de dar el sabor italiano! 

Ingredientes :
  • 8 patatitas nuevas (lo más pequeñas posible)
  • 5-6 champiñones
  • 150g de brocoli
  • 150g de coliflor
  • 1 diente de ajo
  • 3 tomates secos bañados en aceite
  •  6-7 hojas de albahaca
  • 5 anacardos (o avellanas)
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de agua
  • 10cl de nata espesa 
  • 20g de gorgonzola
  • 20g de parmesano rallado
  • perejil picado
  • sal, pimienta
Cocer las patatas en agua, con su piel, hasta que estén todavía ligeramente firmes. Si son cocidas del día anterior, mejor aún. 

Mientras, preparar el pesto : en el bol del turmix poner los tomates secos, los anacardos (o avellanas), la albahaca, el diente de ajo, 10g de parmesano rallado (2 cucharadas aprox), 2 cucharadas de agua y triturar. Añadir poco a poco el aceite de oliva hasta que el pesto tenga la consistencia de una mayonesa. Reservar.
Poner un poco de aceite en una sarten bien caliente y saltear el brócoli y la coliflor en ramitos. Cuando estén un poco dorados, añadir medio vasito de agua y tapar. Dejar que se hagan así al vapor unos 4-5 minutos. Destapar, dejar que se acabe de evaporar el agua, añadir las patatas, los champiñones partidos por la mitad, y saltear dos minutos más a fuego vivo. 
 Añadir la nata, el gorgonzola en cubitos, y mezclar hasta que se derrita el queso. Añadir el pesto rojo, mezclar bien y servir enseguida con parmesano rallado y perejil picado. 

Quiche de espinacas y feta, masa de trigo sarraceno


Una quiche llena de verduras, y llena de sabores. La masa está hecha con trigo sarraceno, con lo cual no lleva gluten! El relleno se compone de espinacas, feta, nata, tomate cherry y espárragos, con un toque de parmesano. Es una buena forma de comer espinacas si normalmente no te entusiasman!

Ingredientes : 

Para la masa :
 Para el relleno :
  • 300g de espinacas frescas
  • 3 huevos ecológicos
  • 15cl de nata
  • 100g de feta 
  • 7-8 tomates cherry
  • 8 espárragos
  • 1 cucharada de uvas pasas
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 1 cucharada de mostaza
  • 2 dientes de ajo
  • 1 pizca de nuez moscada
  • 1 ramito de perejil
  • parmesano rallado

Preparar la masa : en un bol, poner la harina, una pizca de sal, otra de pimienta y de tomillo. Añadir el aceite. Mezclar con una cuchara. Añadir poco a poco el agua hasta que podamos formar una bola que se pueda amasar. Amasar ligeramente, envolver la masa en un film transparente y dejarla reposar unos 20 minutos en la nevera.

Para el relleno : poner el ajo picado a dorar en una sarten con aceite de oliva. Añadir las uvas pasas, las espinacas, una cucharada de salsa de soja, y dejar que se vayan ablandando las espinacas. Cuando todavía quede un poco de agua en la sarten, añadir la nata, la nuez moscada y dejar que las espinacas se vayan acabando de cocer en la nata unos 3-4 minutos. Dejar que se vaya templando. Mientras, saltear los espárragos y reservarlos.

Estirar la masa entre dos papeles antiadherentes con un rodillo. La harina de trigo sarraceno, al no llevar gluten, hace que la masa no sea tan elástica como la de trigo. Por eso nos resultará más fácil usar papel para estirarla. 
Quitar el papel superior, y disponer la masa en un molde para tartas. Cortar los sobrantes con un cuchillo para que la masa se vea bonita. Pinchar con un tenedor para que no suba, y hornear a 220 grados unos 10 minutos, hasta que la masa se note seca en la superficie. 




Sacar la masa del horno, pintar el fondo con mostaza. Batir los huevos, añadirlos a las espinacas ya templadas. Desmenuzar la feta e incorporarla, junto con el perejil picado. Verter toda la mezcla en la tarta, decorar con los tomates cherry partidos por la mitad y los espárragos previamente salteados. 

Espolvorear un poco de parmesano rallado muy fino en la superficie de la quiche, y hornear a 200 grados unos 15 minutos. 
Servir con una ensalada verde. 
 


Enchiladas de alubias con verduras y dos quesos

 enchiladas-brie-texmex-italiano-gratinado-queso
 Una receta con influencias tex-mex e Italianas. Las enchiladas se rellenan con judías blancas sazonadas con comino, se enrollan y se cubren de verduras salteadas, salsa de tomate y queso. Para dar más sabor aún, sazonaremos con una mezcla de albahaca, tomate seco y hierbas remojadas en aceite de oliva. Es una explosión de sabores!

Ingredientes : 

Para la masa de las enchiladas : 
  • 100g de harina de garbanzo
  • 100g de masa madre (si no la tienes, la puedes sustituir por 50g de harina y 50g de agua) 
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de comino en grano
Para el relleno (chili sin carne) : 
  • 200g de judías blancas cocidas
  • 1 zanahoria
  • 1 cebolla
  •  1 ramita de apio
  • 1 cucharada de comino en polvo
  • 1 cucharadita de chile molido
Para la salsa : 
  • 1 lata de tomates pelados de 400g
  • 2 dientes de ajo
  • 2 dátiles (o una cucharadita de azúcar) 
  • 2 cucharadas de tomate frito
Para acabar el plato : 
  • 6-7 champiñones
  • 1 pimiento rojo
  • 70g de queso rallado (cheddar o emmental)
  • 50g de queso brie
  • 3 tomates secos
  • 1 diente de ajo
  • 5 hojas de albahaca
  • 1 ramita de romero
  • 2 cucharadas de aceite de oliva

Preparar la mezcla de hierbas, tomate seco y aceite : diponer en un bol la albahaca picada, el romero y el ajo picadito, y los tomates secos bien picados también. Añadir el aceite y reservar hasta que todo se vaya impregnando.

Preparar la masa de las enchiladas : 
Mezclar la harina de garbanzo con la masa madre (o el substituto). Añadir agua hasta conseguir una masa de crepe. Dejar reposar.

Preparar la salsa de tomate : en una olla con 3 cucaradas de aceite de oliva poner a dorar el ajo en rodajas hasta el punto de chips. Cuando esté dorado, añadir los tomates enteros y los dátiles picados. Tapar y dejar que la salsa se haga a fuego lento. Remover de vez en cuando hasta que los tomates se vayan deshaciendo. 

Preparar el relleno de las enchiladas : picar la cebolla y ponerla a dorar en una sartén con aceite. Añadir la zanahoria picada bien fina, y el apio picadito. Dejar que se doren, y añadir las especias. Saltear medio minuto y añadir las judías con el tomate frito. Dejar que se caliente bien y apagar el fuego. 

Preparar los creps poniendo un poco de masa en una sarten con fondo antiadherente. Cocer de un lado y de otro, y rellenar con el chili sin carne. Enrollar los creps, y cortarlos por la mitad, para que luego sea más fácil sacarlos del cuenco. Disponer los creps rellenos en un cuenco, cubrir con un poco de salsa de tomate. 
Saltear rápidamente los pimientos en tiras y los champiñones en rodajas. Disponerlos encima de los creps. Cubrir con queso rallado, trozos de Brie, y acabar regando con el aceite de hierbas.




Hornear a 160 grados unos 10 minutos, sólo hasta que el queso se derrita (si nos pasamos se quemarán los tomates secos!).

Servir cada enchilada con un poco de guacamole o una ensaladita verde.