Tarta de manzana con masa de almendras



Otra receta ideal para utilizar la pulpa de almendra que haya quedado de la fabricación casera de leche de almendra. La masa es parecida una tarta de Santiago, se hornea sin las manzanas. Las manzanas se caramelizan en una sartén y luego se disponen en la tarta.

Ingredientes (para una tarta de 20cm de diámetro aprox) : 


Para la masa :
  • 100g de pulpa de almendras
  • 2 huevos (siempre ecológicos)
  • 40g de sirope de ágave
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla


Para las manzanas : 
  • 2 manzanas
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • 1 pizca de canela

Batir los huevos con el sirope de ágave y el extracto de vainilla. Añadir las almendras, mezclar bien, y verter en un molde bajito, de unos 20cm de diámetro, forrado en el fondo con papel antiadherente. 
Hornear 10 minutos a 200 grados (probar pinchando con un palillo, tiene que salir totalmente seco). Desmoldar con precaución, y dejar enfríar.

Pelar las manzanas y cortarlas a rebenadas. Ponerlas en una sartén a fuego medio con el azúcar y el zumo de limón. Dejar que se ablanden, que vayan perdiendo un poco de agua y subir el fuego cuando estén cocidas, para acabar de caramelizarlas.
Disponerlas sobre la masa de forma bonita.


También se podrían hacer pastitas para el café o el té con la misma masa. Las puedes hacer en mini-moldes especiales, o en una placa entera y recortar cuadraditos luego.



Pastelito de chocolate con almendras


Si no sabes qué hacer con la pulpa de almendras resultante de la fabricación de la leche de almendra, esta receta es una buena opción. Extremadamente sencilla, tambien es muy saludable ya que no lleva azúcar refinado, ni gluten, aparte de ser totalmente vegana.


Ingredientes (para dos mini-pasteles) : 

  • 70g de pulpa de almendra
  • 20g de manteca de coco
  • 40g de chocolate a 70% de cacao
  • 25g de sirope de ágave
  • 1 cucharadita de harina de arroz (o de maiz)
  • unas almendras saladas picadas


Fundir el chocolate y la manteca de coco al baño maría. Mezclar con el sirope de ágave y luego con la pulpa de almendras. Escudillar esta mezcla en mini moldes sin fondo (tipo circulo pastelero), sobre un gran papel antiadherente (un poco de aceite de coco saldrá durante la cocción). Presionar bien para que quede todo bien compacto. Hornear a 200 grados unos 10 minutos.

Dejar enfríar y poner en la nevera al menos 2 horas. Desmoldar, decorar con almendras tostadas saladas (picadas). El toque de sal contrarrestará la grasa del pastel.





Quieres saber más sobre el aceite de coco? En esta página se explica muy bien la "polémica" sobre las grasas saturadas que contiene, que hacen que algunos médicos lo critiquen.

Calabizo, chorizo gallego de calabaza

chorizo-vegano-calabizo
  
Hace unos días me enviaron desde la empresa Calabizo en Galicia unos chorizos veganos, hechos a base de calabaza. Me interesaba probar el producto porque todos los ingredientes son 100% naturales, de hecho la composición es ésta : calabaza, cebolla, ajo, aceite de oliva virgen extra, pimentón, orégano y sal. No se puede hacer más sencillo y natural!

Probamos a comerlo de 3 formas : 


  • en crudo : nos gustó la consistencia, no tan pastosa como algunos chorizos veganos. 
plato_calabizo

  • en un guiso de alubias : el resultado es muy bueno de sabor, no tanto de consistencia porque tiende a deshacerse, asi que recomendaría sacar la piel y cortarlo muy fino para que se vaya mezclando con el guiso, tipo chili con carne pero sin trozos.


(Receta del guiso : 1 cebolla, 2 zanahorias, 1 pimiento rojo cortado todo a daditos y a saltear. Añadir el calabizo picante, cominos molidos, 400g de alubias negras de bote, 250ml de tomate triturado, y dejar cocer a fuego medio media hora.)


  • a la plancha : de lejos es lo mejor para la consistencia. Creo que en una barbacoa es un excelente sustituto a la carne porque además el sabor a leña le quedaría muy bien.



En conclusión : los que seguís el blog de forma regular sabéis que no suelo comer productos preparados, prefiero cocinar las cosas desde cero, pero este producto me parece una forma muy sencilla de sustituir la carne si empiezas una dieta vegetariana y estás todavía en el patrón carne+guarnición. También me parece ideal si te invitan a una barbacoa y no saben qué ponerte en la parrilla, llegas con tus calabizos y tema resuelto! ;)

Los calabizos son ricos en antioxidantes, no llevan colorantes, ni conservantes, ni aditivos, ni gluten. La versión vegana lleva una envoltura totalmente vegetal. Cuidado, los vegetales llevan una envoltura de colágeno, asegúrate de que pides la versión vegana, si quieres evitar cualquier producto animal!

Para saber más sobre el producto y la empresa, visita http://calabizo.com/

Rollitos de verano vietnamitas

 
Los rollitos de verano representan un entrante refrescante, ligero, y que impresiona siempre a los invitados. Todo eso sin invertir ni mucho tiempo ni mucho trabajo! Sólo hace falta disponer de los ingredientes adecuados para realizar estas bombas de sabor, que le encantarán a tu paladar mientras dejarán tu silueta intacta.





Ingredientes (para 6 rollitos grandes) : 
  • 6 obleas de papel de arroz
  • 2 zanahorias grandes
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pepino 
  • 1 cebolla tierna
  • 1 lima
  • 1 cucharadita de jenjibre fresco rallado
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • 1 cucharadita de aceite de sésamo
  • 50g de cacahuetes
  • 1/2 diente de ajo 
  • 1/2 guindilla
  • 50g pasta de arroz (la más fina posible)
  • cilantro (hojas enteras)
  • albahaca (hojas enteras)
  • menta (hojas enteras)

Preparar las salsas :

Salsa de jenjibre : mezclar el jenjibre con 1 cucharada de salsa de soja, media cebolla picada, medio diente de ajo picado, 1 cucharadita de aceite de sésamo, el zumo de media lima, y la cucharadita de azúcar. Añadir 3-4 cucharadas de agua.
Salsa de cacahuete : picar los cacahuetes, ponerlos a tostar en una sartén. Cuando estén bien tostados, añadir 1 cucharadita de azúcar y dejar que caramelice, luego 1 cucharada de salsa de soja, 1/2 guindilla (menos si pican mucho), y desglasear con un vaso de agua (15cl). Echar todo en un bol de turmix y triturar muy bien. Añadir un poco de agua si se ve muy espeso.

Hacer la pasta : en una olla con agua hirviendo, tirar la pasta de arroz y dejarla 1 minuto, sólo hasta que se ablande ligeramente. Tiene que quedar todavía firme. Pasarla entonces bajo un chorro de agua fría para cortar la cocción y que no se pegue. Aliñarla con un poco de salsa de jenjibre.



Para los rollos :
Pelar las zanahorias, cortarlas en tiras muy finas. Pelar el pepino y cortarlo también en tiras, desechando toda la parte de las semillas. Cortar también el pimiento en tiras finas. Rociar con zumo de lima.

Formar los rollos : en un recipiente ancho, poner 2-3 cm de agua fría, y poner una oblea en remojo 1 a 2 minutos. Se tiene que ablandar totalmente. Sacarla, disponerla en una tabla, e ir disponiendo en el centro primero unas hierbas, luego las verduras, un poco de pasta, y acabar con cebollita y cacahuetes picados. Doblar la parte baja, y enrollar el rollito. Se tiene que proceder con mucho cuidado ya que las obleas son frágiles. Repetir esta operación hasta que se acaben las verduras. 



Para que no se peguen los rollitos entre sí, disponerlos en hojas de lechuga. Además la lechuga les añadirá crujiente y frescura a la hora de comerlos.



Los rollitos se comen con los dedos, mojándolos en las salsas. Se suele enrollarlos en la hoja de lechuga con unas hojas de menta para darles más aromas.

Batido de mango con leche de almendra



Un batido lleno de energía para empezar el día! La leche de almendra es un sustituto muy saludable a la leche ya que no lleva lactosa, y es muy baja en calorías, a parte de ser totalmente libre de explotación animal. Esta receta con mango fresco te encantará!

Ingredientes (para dos batidos grandes) : 
  • 200g de almendras
  • 1 litro de agua
  • 2 mangos grandes

Para los pasos, sigue este video : 



Si te queda algo de batido, lo puedes congelar, tendrás así un sorbete muy bueno para acompañar cualquier postre.


 Si te gusta la máquina, la puedes descubrir aquí. La verdad es que va muy bien para este tipo de cosas.


Falso risotto de cebada con puerro y champiñones, teja de parmesano


risotto-cebada-macrobiotica-macrobiotic
Este "falso" risotto te sorprenderá por su cremosidad. La cebada, muy usada en la dieta macrobiótica, es un alimento muy saludable, pero muchas veces nos encontramos con que no sabemos como prepararla. Esta receta te permite darle un sabor y una textura muy agradables, diferentes de su habitual (y a veces aburrido!) uso en ensaladas. Es muy fácil de preparar, y rápido - mientras le des a la cebada su tiempo ideal de remojo. 


Ingredientes : 
  • 1 puerro
  • 1 cebolla
  • 150g de champiñones
  • 150g de cebada
  • 20cl de vino blanco
  • sal, pimienta
  • 20g de queso azul (opcional)
  • 50g de parmesano (opcional)
risotto-cebada-macrobiotica-macrobiotic

Poner la cebada en remojo al menos 8 horas, en mucha agua.

Picar la cebolla y el puerro muy fino, y ponerlos a "sudar" en una sartén con aceite de oliva, a fuego medio. Picar los champiñones y añadirlos cuando el puerro y la cebolla estén bien dorados. 

Saltear brevemente, y añadir la cebada escurrida. Saltear, añadir el vino blanco, dejar que se evapore todo removiendo sin parar. Añadir un poco de agua, dejar que la cebada la vaya absorbiendo, e ir añadiendo más poco a poco sin dejar de remover : la idea es que la cebada vaya soltando el almidón para conseguir una textura untuosa, igual que se hace con el arroz para preparar un risotto. 

Sazonar con sal y pimienta, añadir el queso azul en trocitos (si se desea), remover muy bien y apagar el fuego cuando la cebada está blandita, pero que aún queda un poco de agua. Añadir entonces el parmesano (si se desea), remover bien y servir en platos calientes (se enfría muy rápido).


teja-crujiente-parmesano

***Si deseas hacer un crujiente de parmesano, calienta una sartén a fuego medio. Pon 2 cucharadas de parmesano, espárcelo un poco por la sartén en una capa fina y deja que se funda y se vaya secando. Apaga el fuego antes de que se queme, se acabará secando con el calor residual. Saca entonces el crujiente y mientras esté todavía caliente, colócalo sobre un vasito tumbado para darle forma de teja. Déjalo enfríar antes de disponerlo sobre el plato.

Veggie+ : si quieres saber más sobre los beneficios de la cebada, aquí descubrirás muchas de sus virtudes.

Hamburguesas de lenteja y avena

veggie-burger-healthy-vegan
Unas hamburguesas sencillas, muy fáciles de hacer y sanas. La combinación de los aminoácidos de las lentejas y de la avena nos permiten obtener una proteína de muy buena calidad, comparable a la de la carne. Con un poco de ketchup, de mostaza, de guacamole, un poco de mozzarella (es opcional!) y en este caso, un pan casero, tenemos una hamburguesa gourmet y sana que le gustará a toda la familia.


Ingredientes (para 6 hamburguesas finas): 
  • 200g de lentejas cocidas (o en conserva)
  • 3 cucharadas de copos de avena
  • 50g de champiñones
  • 1 diente de ajo
  • 2 ciruelas pasas
  • 2 cucharadas de semillas de lino
  • 1 cucharadita de pimentón picante
  • 2 cucharadas de perejil picado
  • sal, pimienta

Saltear en una sarten los champiñones picados. Cuando estén dorados, añadirles el ajo y el perejil picados.
En un bol de una picadora poner las lentejas, la avena, las semillas de lino, las ciruelas pasas, el pimentón, sal, pimienta y los champiñones con su perejil y ajo. Triturar hasta tener un puré un poco grueso. Dejarlo en la nevera al menos 12 horas. 
Formar las hamburguesas haciendo una bola con las manos y aplastándola después. Disponerlas en un papel antiadherente sobre la placa del horno.
Hornear a 200 grados unos 20 minutos. 
Montar las hamburguesas con pan integral, ketchup, mostaza, queso si lo deseamos, y una buena cucharada de guacamole casero.