Mousse de chocolate con aquafaba

aquafaba-chocolate

Este mousse de chocolate es totalmente vegano ya que está hecho con aquafaba, el agua de cocción de los garbanzos. El aquafaba tiene la misma consistencia que las claras y se comporta exactamente igual : se puede montar a punto de nieve, y si añadimos azúcar, obtenemos un merengue. El mousse es muy ligero, y la textura es realmente perfecta. 

Ingredientes : 
  • 1 conserva de garbanzos de 400g
  • 80 g de chocolate negro a 70%
  • 30g de azúcar
Vaciar la conserva a la mitad. Añadir 5cl de agua a lo que queda dentro, cerrar bien y agitar para que todo el líaquido de los garbanzos se vaya desprendiendo y haciendo más líquido. Escurrir, reservar los garbanzos y recuperar el líquido. Batir este líquido hasta un punto espumoso, añadir el azúcar y batir hasta tener un merengue bien firme y brillante. Añadir entonces el chocolate fundido ligeramente templado (si estuviera muy caliente el mousse podría caer). Mezclar bien con una espátula. 




Repartir en vasitos o copas y servir con frambuesas y trozos de frutos secos. 


Buddha bowl oriental con couscous y amaranto, pesto de tomate seco y cilantro

Un plato de inspiración oriental, con sus especias y su generosidad. Se compone de un couscous vegetal, de amaranto con garbanzos, unas olivas negras y una ensalada gigante aliñada con un pesto de tomate seco y cilantro. La mezcla de sabores es muy agradable y fresca. Este plato es muy completo, y es perfecto para que cada invitado se pueda hacer su propia combinación con lo que más le gusta.

Ingredientes : 
  • 1 pimiento verde
  • 1 nabo o una chirivía
  • 3 zanahorias
  • 1 calabacín
  • 1 cucharadita de ras-el-hanout (o mezcla de canela/cúrcuma/comino)
  • 1 pizca de chile 
  • 2 cucharadas de tomate frito
  • 100g de semillas de amaranto
  • 200g de garbanzos cocidos
  • 3 cucharadas de perejil picado
  • 3 tomates secos
  • 1 ramito de cilantro (3-4 ramas)
  • 2 nueces
  • zumo de media lima
  • aceite de oliva 
  • lechuga
  • 1 aguacate
  • tomates cherry
  • olivas negras
  • sal, pimienta, pimentón
 
Cortar el pimiento, la chirivía (o nabo), las zanahorias en daditos y ponerlas a dorar en una sarten con aceite de oliva. Tapar y dejar que se hagan 5 minutos. Añadir el calabacín en daditos, el ras-el-hanout, el chile, sal, pimienta, 2 cucharadas de tomate frito y volver a tapar. Dejar que se haga a fuego medio hasta que el calabacín esté ligeramente tierno.

Preparar el amaranto : poner las semillas en una olla con agua fría, y poner a hervir hasta que estén ligeramente tiernas (8-10 min). Escurrir, volver a poner en la olla y dejar a fuego lento tapado unos minutos para que el agua que sobre se acabe de absorber. Sacar del fuego, dejar enfríar un poco y mezclar con los garbanzos y el perejil picado. Añadir un poco de comino, de zumo de lima, y de sal. 

Preparar el pesto : en el bol de un turmix, poner los tomates, las nueces, el cilantro, unas gotas de zumo de lima, un poco de agua, e ir añadiendo aceite mientras vamos triturando, hasta tener una consistencia casi de mayonesa. 

Disponer el couscous y el amaranto en una mitad del plato, y la ensalada en la otra mitad, con su lechuga, su aguacate, sus tomates cherry, y aliñar con el pesto. Acabar disponiendo en el centro las aceitunas negras. 

Gofre de harina de garbanzo con ensalada de aguacate, pimiento asado, tofu ahumado, hummus y salsa de tahini


Un gofre salado hecho con harina de garbanzo, cubierto de su ensalada fresca. Es un plato muy completo, la harina de garbanzo siendo una muy buena fuente de hidratos de carbono y proteínas. El aguacate y todas las verduras nos proporcionarán un montón de vitaminas y antioxidantes. A parte del aspecto dietético, el plato está lleno de colores y de frescor que nos encantan en verano!

Ingredientes (para 2 gofres grandes) : 
  • 130g de harina de garbanzo
  • 1 vasito de agua
  • 1 cucharada de semillas de lino
  • 1 cucharadita de semillas de comino
  • cilantro picado
Guarnición :
  • 1 pimiento rojo
  • 1 aguacate
  • tomates cherry
  • 60g de tofu ahumado
  • 100g de garbanzos cocidos
  • 2 cucharaditas de tahini
  • zumo de 1 lima
  • canónigos
  • germinados
  • cilantro
  • semillas de sésamo
  • pimentón picante
  • aceite de oliva

Preparar la masa de los gofres : mezclar la harina de garbanzo con el agua hasta conseguir una consistencia de  masa de bizcocho bastante espesa. Añadir el cilantro picado, las semillas de lino, las semillas de comino, mezclar bien y dejar reposar media hora.

Mientras, preparar el hummus : triturar los garbanzos con el zumo de media lima, una cucharadita de tahini, una cucharada de aceite de oliva, y un poco de sal. 
Preparar el pimiento : en una sartén con aceite de oliva, poner el pimiento partido por la mitad. Tapar y dejar que se haga a fuego medio hasta que la piel se queme ligeramente. Darle la vuelta, y cocer del otro lado. Quitar la piel quemada y reservar hasta que se enfríe. En la misma sartén, saltear el tofu cortado en daditos. (También se podría hacer el pimiento y el tofú en el horno, 15 minutos a 220 grados). 
Preparar la salsa de tahini mezclando una cucharadita de tahini con un poco de zumo de lima y un poco de agua, hasta conseguir una consistencia de yogur.


Cocer los gofres en la máquina. Ponerlos en el plato de servicio, y una vez estén templados disponer encima todos los elementos de la ensalada : los canónigos, los tomates, el aguacate, el pimiento asado, el hummus, el tofú, y aliñar con la salsa de tahini. Decorar con germinados, semillas de sésamo, cilantro y pimentón.



Tabbouleh de quinoa con calabacín, queso de cabra y salsa de tahini


Una receta muy fresca y ligera. El queso de cabra es opcional, pero le da un toque de untuosidad a la receta. La presentación es muy bonita para un entrante, y es muy fácil y rápida de preparar. 


Ingredientes (para 3 platitos de entrante) : 
  • 1 calabacín
  • 1 zanahoria
  • 1 tomate
  • 1/2 pimiento verde
  • 1 cebolla tierna (sólo la parte verde)
  • 60g de quinoa
  • 1 ramo de perejil
  • hojas de menta
  • 2 rodajas de queso de cabra (rulo o queso fresco)
  • zumo de 1 lima
  • sal, pimienta
  • 1 cucharadita de tahini
  • hojas de lechuga
  • 1/2 cucharadita de semillas de comino

Poner a cocer la quinoa en agua fría. Cuando hierva, tirar el agua, poner agua nueva y volver a hervir. Cuando esté casi tierna, escurrirla y volver a ponerla en el fuego 5 minutos con las semillas de comino, a fuego muy muy bajo, para que el resto del agua se vaya absorbiendo, y que la quinoa se quede seca y bien separada. Dejar enfríar. 

Cortar 6 láminas de calabacín con un pelapatatas. Tienen que ser muy finas. Evitar la parte de las semillas. Ponerlas a marinar en un cuenco con un poco de aceite y de zumo de lima.
Mientras, cortar todas las verduras lo más fino posible, incluyendo el resto del calabacín (descartaremos la parte de las semillas). Quitar las semillas de los tomates y cortarlos en daditos muy finos.

Mezclar la quinoa con todas las verduras, el zumo de lima, sal, pimienta, y el perejil picado. 

Forrar unos círculos pasteleros de 7-8cm de diámetro con las láminas de calabacín, y llenarlos con el tabbouleh. Aplastar un poco con una cuchara para que se queden un poco compactos y que no se vayan a desmoronar cuando quitemos el círculo. Decorar con daditos de queso de cabra, y hojas de menta. 

Preparar la salsa de tahini añadiendo un poco de zumo de lima (y agua si hace falta) al tahini hasta conseguir la consistencia deseada. Aliñar los platos y las hojas de lechuga con esta salsa. 
 

Sopa fría de melocotón y melón con menta, croutons y queso de cabra


Si te gusta mezclar dulce y salado en un mismo plato, esta receta te encantará. A parte de sanísima, es muy refrescante para los días de calor. Esta sopa fría es una mezcla de melón, melocotón, yogur, zumo de lima y menta. Se acompaña de unos picatostes con trocitos de queso de cabra. La mezcla del crujiente del pan con la untuosidad del queso de cabra, el sabor dulce del melocotón y el toque ácido de la lima es un festival para las papilas. 


Ingredientes (para 4 a 6 boles) : 
  • 350g de melocotón
  • 250g de melón
  • 1 yogur natural
  • 5-6 hojas de menta
  • 1 lima
  • 2-3 cucharadas de aceite de oliva
  • 4 rebanadas de pan integral
  • 4 rodajitas de queso de cabra (rulo), o queso fresco de cabra
  • germinados de alfalfa (u otros germinados)

Poner previamente la fruta en la nevera para que esté bien fría.
Poner el melocotón (con piel), el melón, el yogur, la menta, el zumo de la lima, y el aceite de oliva en el bol del blender. Triturar muy bien. 

sopa-fria-melocoton-melon-queso-cabra
Descubre el blender Froothie Optimum 9200!!


Cortar el pan en daditos, ponerlos a dorar en una sartén con un poco de aceite de oliva. Picar o desmenuzar el queso de cabra.

Servir la sopa bien fría con los croutons encima, y el queso de cabra. Decorar con los germinados. 


Veggie+ : para una versión vegana, se puede sustituir el queso de cabra por tofu ahumado, y no poner yogur en la sopa.

Nota : al poner zumo de lima, retrasaremos la oxidación de la menta y de la fruta. Aún asi, es mejor no conservar la sopa más de 6-8 horas en la nevera, bien tapada con un film o en un tupper para que no esté en contacto con el aire. Pasado este tiempo, el sabor no estaría tan fresco, y se nos pondría más oscura.

Pinchos de polenta y tofu con salsa de tomate y pimientos

 
Una receta perfecta para un aperitivo improvisado. Se hace un pastel cuadrado de polenta relleno de tofu, que una vez cortado se sirve como pinchos. La salsa es una salsa sencilla de tomate, pimientos y vino tinto con unas aceitunas.


Ingredientes : 
  • 1 taza de polenta instantanea (100g aprox)
  • 2 tazas de agua
  • 100g de tofu ahumado o aromatizado con hierbas, de consistencia muy firme
  • 1 cebolla
  • 400g de tomate triturado
  • 200g de pimientos rojos y verdes 
  • 1/2 vaso de vino tinto
  • 6 aceitunas (negras o verdes)
  • orégano
  • tomillo
  • sal, pimienta
Preparar la salsa : poner la cebolla picada a dorar en una sarten. Añadir el tomate, los pimientos, el vino, el orégano, las aceitunas cortadas en rodajas y dejar que se haga media hora a fuego lento.

Escurrir el tofu, dejarlo en papel absorvente para que suelte el agua.
Preparar la polenta : poner el agua a hervir en una olla, echar la polenta, sal, pimienta y tomillo y dejar que espese 1 minuto. Poner la mitad en un molde forrado con film. Poner encima el rectángulo de tofu, y cubrir con el resto de polenta. Doblar las esquinas del film y apretar un poco para que la polenta esté bien compacta y vaya encerrando perfectamente el tofu. Dejar enfriar un poco, hasta que se pueda manipular. 


Quitar el film, poner el pastel de polenta en una bandeja para el horno forrada con papel de aluminio. Echar un chorrito de aceite de oliva, y poner a gratinar unos 15 minutos, hasta que la polenta se vea un poco dorada y crujiente. 


Sacar del horno, cortar en cuadraditos y pinchar con palillos.  Servir caliente o frío con la salsa de tomate.



Tartaletas cremosas de chocolate negro

Los postres sanos sí existen! Este está hecho con una masa de cereales y frutos secos, cubierta de una capa de mantequilla de cacahuete y de una crema de chocolate y leche de coco. No lleva azúcar blanco, el sabor dulce lo traen los dátiles y el jarabe de ágave. Un puntito de sal en la masa permite contrarrestar ligeramente el dulce, y se combina muy bien con el chocolate negro. 

Ingredientes (para 4 pastelitos de 6cm de diámetro) :

    Para la mantequilla de cacahuete : 
    • 60g de cacahuetes 
    • 10 dátiles
    • 2 cucharadas de agua
    • 1 cucharadita de aroma de vainilla
    Para la masa : 
    • 30g de coco rallado
    • 30g de avena en copos
    • 8-10 avellanas picadas
    • 2 cucharadas de sirope de ágave
    • 2 cucharadas de aceite de oliva
    • 1 cucharada de mantequilla de cacahuete
    • 1 pizca de sal maldon

    Para la crema de chocolate :
    •  70g de chocolate 70% de cacao
    • 15cl de leche de coco
    • 1/2 gramo de agar agar

    Preparar la mantequilla de cacahuete echando todos los ingredientes en el bol de un mixer o un blender, y triturar hasta conseguir una masa sin trozos, con la consistencia del dulce de leche. 

    Preparar la masa : mezclar todos los ingredientes de la masa en un bol, y repartir en 4 aros de 6cm de diámetro posicionados sobre una bandeja antiadherente. Aplanar bien presionando con la tapita del aro, o algo plano (vaso, cucharita...). 







    Hornear a 160 grados, 15 minutos, hasta que la masa caramelice ligeramente. Sacar los aros, dejar enfríar y forrar los moldes con PVC para evitar que luego la crema se pegue.
    Poner entonces una capa de mantequilla de cacahuete sobre 2 o 3 milimetros con la ayuda de una manga pastelera.


    Aqui se ve donde se coloca el PVC dentro del aro
    Preparar la crema de chocolate : poner el chocolate partido a fundir en el micro ondas, o al baño maría. Mientras, poner a hervir la leche de coco con el agar agar. Dejar que hierva 1 minuto, y verterla sobre el chocolate fundido. Remover bien, hasta que el líquido se vea homogeneo, y verter en los moldes. Dejar enfríar totalmente, y poner en el congelador media hora aprox, sólo para que se puedan despegar el PVC más fácilmente. 

    Sacar los pastelitos, despegar el PVC, disponer sobre los platos de servicio y decorar con fruta.




    Truco : si no tienes PVC, puedes congelar totalmente los pasteles. Una vez los saques, solo tendrás que calentar un poco los moldes entre tus manos y empujar ligeramente para que salgan.