Tartaletas cremosas de chocolate negro

Los postres sanos sí existen! Este está hecho con una masa de cereales y frutos secos, cubierta de una capa de mantequilla de cacahuete y de una crema de chocolate y leche de coco. No lleva azúcar blanco, el sabor dulce lo traen los dátiles y el jarabe de ágave. Un puntito de sal en la masa permite contrarrestar ligeramente el dulce, y se combina muy bien con el chocolate negro. 

Ingredientes (para 4 pastelitos de 6cm de diámetro) :

    Para la mantequilla de cacahuete : 
    • 60g de cacahuetes 
    • 10 dátiles
    • 2 cucharadas de agua
    • 1 cucharadita de aroma de vainilla
    Para la masa : 
    • 30g de coco rallado
    • 30g de avena en copos
    • 8-10 avellanas picadas
    • 2 cucharadas de sirope de ágave
    • 2 cucharadas de aceite de oliva
    • 1 cucharada de mantequilla de cacahuete
    • 1 pizca de sal maldon

    Para la crema de chocolate :
    •  70g de chocolate 70% de cacao
    • 15cl de leche de coco
    • 1/2 gramo de agar agar

    Preparar la mantequilla de cacahuete echando todos los ingredientes en el bol de un mixer o un blender, y triturar hasta conseguir una masa sin trozos, con la consistencia del dulce de leche. 

    Preparar la masa : mezclar todos los ingredientes de la masa en un bol, y repartir en 4 aros de 6cm de diámetro posicionados sobre una bandeja antiadherente. Aplanar bien presionando con la tapita del aro, o algo plano (vaso, cucharita...). 







    Hornear a 160 grados, 15 minutos, hasta que la masa caramelice ligeramente. Sacar los aros, dejar enfríar y forrar los moldes con PVC para evitar que luego la crema se pegue.
    Poner entonces una capa de mantequilla de cacahuete sobre 2 o 3 milimetros con la ayuda de una manga pastelera.


    Aqui se ve donde se coloca el PVC dentro del aro
    Preparar la crema de chocolate : poner el chocolate partido a fundir en el micro ondas, o al baño maría. Mientras, poner a hervir la leche de coco con el agar agar. Dejar que hierva 1 minuto, y verterla sobre el chocolate fundido. Remover bien, hasta que el líquido se vea homogeneo, y verter en los moldes. Dejar enfríar totalmente, y poner en el congelador media hora aprox, sólo para que se puedan despegar el PVC más fácilmente. 

    Sacar los pastelitos, despegar el PVC, disponer sobre los platos de servicio y decorar con fruta.




    Truco : si no tienes PVC, puedes congelar totalmente los pasteles. Una vez los saques, solo tendrás que calentar un poco los moldes entre tus manos y empujar ligeramente para que salgan. 


    Curry de garbanzos y guisantes con coco rallado

    curry-guisantes-garbanzos-veggie-vegan-peas-chickpeas-masala

    Un plato de los más reconfortantes, éste es un curry muy untuoso, generoso, con una mezcla de especias muy completa y el sabor suave y dulzón del coco. La base de la salsa está hecha de cebolla, ajo, tomate y nata, aunque se podría utilizar también leche de coco. Se tritura la base con el coco rallado  para obtener una salsa muy espesa, con sabores intensos. Es facilísimo de preparar, si dispones de un poco de tiempo (30-40 min aprox).


    Ingredientes (para 4 porciones generosas) : 
    • 1 cebolla
    • 2 dientes de ajo
    • un trocito de jenjibre fresco
    • 1 lata de tomates triturados (400g)
    • 1 pimiento rojo 
    • 40 gramos de coco rallado
    • 15cl de nata (o leche de coco para veganos)
    • sal
    • 1 cucharadita de garam masala
    • 1 cucharada de omani masala (mezcla de pimienta negra, cilantro, comino, hinojo, cilantro en granos, cardamomo y chile).
    • 1 cucharada de curry
    • 400g de guisantes congelados
    • 400g de garbanzos cocidos
    • cilantro fresco
    • ghee (o aceite de oliva para veganos)
    • 2 cucharaditas de azúcar

    Picar la cebolla y ponerla a rehogar en una sarten un poco profunda con 1 cucharada generosa de ghee. Cuando esté totalmente hecha y dorada, añadir el pimiento picado. Cuando esté bien dorado, incorporar el ajo prensado, el jenjibre picado y todas las especias. Dejar que se vayan dorando ligeramente, añadir entonces el tomate y el azúcar. tapar y dejar que se vaya cociendo hasta que tenga un tono anaranjado. Añadir entonces el coco rallado, y dejar que se hidrate a fuego lento unos 5 minutos. Poner todo en un bol y triturar muy bien. 

    Volver a verter esta pasta en la sarten, añadir la nata y un poco de agua para diluirla. Incorporar los garbanzos y los guisantes, y dejar que se calienten unos 10-15 minutos a fuego lento, con una tapa. 
    Incorporar a último momento el cilantro fresco. 

    Servir con arroz o con naan.




    Pancakes salados con hummus de calabaza asada


    Son pancakes por la masa, pero casí tacos en el alma, según si los comes planos o enrollados... :) Estas tortitas se pueden personalizar según tu antojo, aquí hay cuatro variedades : queso de cabra, huevo, aguacate o versión mini pizza. Todas llevan una base de hummus de calabaza asada, que les da un sabor un poco dulce, y unas tiras de pimiento verde salteado. La masa para las tortitas es muy sencilla, mitad harina de trigo, mitad harina de garbanzo y agua. 

    Ingredientes (para 8 pancakes) :

    Para la masa : 
    • 80g de harina de trigo integral
    • 80g de harina de garbanzo
    • 40cl de agua
    • 1 pizca de sal
    Para el hummus : 
    • 150g de calabaza
    •  150g de garbanzos cocidos
    • sal
    • 1 cucharada de zumo de lima
    • aceite de oliva
    • una ramita de cilantro

    Para el relleno :
    • 2 aguacates
    • 1 tomate
    • 4 rodajas de queso de cabra
    • 50g de queso rallado
    • 2 huevos
    • 2 pimientos verdes
    • 2 cebollas tiernas
    • comino en polvo
    • tomillo, oregano
    • sal, pimienta
    • zumo de lima, aceite

    Preparar la masa : mezclar las harinas, la sal y el agua. La consistencia de la masa tiene que ser bastante espesa. Dejar reposar.




    Preparar el hummus : cortar la calabaza en dados de 1cm de grosor, y ponerlos a dorar en 3 cucharadas de aceite de oliva. Tienen que estar muy dorados, ligeramente oscuros, porque es lo que le dará el sabor al hummus. Cuando estén bien dorados y blanditos, sacarlos del fuego. Ponerlos en un bol con los garbanzos, la sal, el sumo de lima, el cilantro y triturar. Añadir un poco de agua si el hummus se ve muy espeso. Reservar.

    Preparar el relleno : saltear las tiras de pimiento verde con la cebolla en rodajas finas (parte blanca). Sazonar con comino, sal, pimienta y saltear hasta que las tiras estén tiernas. 
    Preparar el guacamole : picar la cebolla (parte verde), cortar el tomate en daditos, y añadirlo al aguacate machacado. Añadir el zumo de lima, la sal, y un poco de aceite de oliva. 

    Preparar las tortitas : en una sarten o plancha con fondo antiadherente, formar unos discos de masa de unos 10-12cm de diámetro. Dejar que se doren de cada lado un minuto, e ir disponiendo encima todos los rellenos : el hummus como base, luego los pimientos verdes, y según tus gustos el guacamole, huevos fritos, unas rodajas de tomate con queso rallado (con orégano), o queso de cabra a la plancha (con tomillo).
    Con queso de cabra, granada y tomillo
    Con guacamole
    Con huevo frito

    Si prefieres un relleno 100% vegano, aqui van unas sugerencias de toppings : 

     - chili sin carne
    - dados de tofú salteados con semillas de comino
    - dados de piña caramelizada con anacardos salteados
    - tomates cherry salteados y rúcula
    - seitan salteado con salsa de soja

    Si prefieres unas tortitas sin gluten, puedes preparar la masa sólo con harina de garbanzo, o mezclarla con harina de amaranto.

    Tortellini de setas y garbanzo, con espárragos y pesto de tomate seco

     

    Nada puede competir contra un buen plato de pasta fresca casera. Aquí os la propongo presentada en un plato de chef : pasta casera aromatizada con perejil, rellena de una mezcla de setas, cebolla y garbanzos triturados. La acompañan unos espárragos trigueros en dos cocciones : una cama de espárragos en láminas escaldados, y una puntas salteadas. La salsa es un pesto de tomates secos.

    Ingredientes (para 2 platos) : 

    Para la pasta : 
    • 120g de harina
    • 60g de agua
    • 5-6 ramitas de perejil
    Para el relleno y la guarnición : 
    • 6-7 champiñones
    • 1 cebolla
    • 1 cucharada de garbanzos cocidos
    • 1 diente de ajo
    • perejil picado
    • sal, pimienta
    • 8 espárragos trigueros
    • almendras picadas
    Para el pesto : 
    • 3 tomates secos en aceite
    • 1/2 diente de ajo
    • 4 almendras
    • aceite de oliva
    • 1 cucharada de agua
    • sal, pimienta


    Preparar la pasta : poner el agua en un blender con el perejil y triturar hasta que esté todo perfectamente líquido, sin trozos de perejil. Mezclar con la harina, amasar ligeramente y dejar reposar 15-20 minutos.

    Preparar el relleno : picar la cebolla muy fina, ponerla a rehogar con un poco de aceite. Cuando esté bien dorada, añadir los champiñones picados muy finos. Dejar que pierdan todo el agua de vegetación. Añadir el ajo picado, sal, pimienta y dejar 30 segundos más. Apagar el fuego, añadir el perejil picado, los garbanzos cocidos muy bien escurridos, y triturar con un tenedor hasta tener una masa bien compacta.
    Preparar el pesto : poner todos los ingredientes en un bol, y triturar con un turmix. 

    Preparar los espárragos : sacar la parte dura, reservar las puntas. Con un pelapatatas, hacer láminas con la parte central del espárrago. Cocer estas láminas 30 segundos en agua hirviendo con una cucharadita de bicarbonato (esto permitirá que se queden muy verdes). Pasar por agua muy fría y reservar. Saltear las puntas de los espárragos hasta que queden doradas, pero todavía ligeramente crujientes.


    Estirar la pasta, y cuando esté lista cortarla en cuadraditos de 5-6cm de lado aprox. Disponer en medio una media cucharadita de relleno, doblar en dos por la diagonal, pegar bien los lados, juntar las puntas, y ya tendremos un primer tortellini. Repetir la operación con el resto de la masa.




    Reservarlos sobre una bandeja enharinada hasta el momento de la cocción, para que no se peguen. 
    Cocer en agua hirviendo 1 minutos (hasta que floten). Sacarlos y servirlos inmediatamente.


    Para el emplatado : disponer una cama de láminas de espárragos en los platos. Disponer encima los tortellini, las puntas de espárragos salteadas, y una cucharaditas de pesto. Añadir unas almendras picadas. 










    Kitchari de habas de soja secas


    kitchari-vegan

    El kitchari es un plato famoso del Ayurveda, por su capacidad de desintoxicar el cuerpo. Se suele preparar con habas de soja mung (la soja verde). Aqui va preparada con habas de soja amarilla, pero también se podría sustituir la soja mung por lentejas rosas. Lo importante son las especias que contiene, por sus virtudes medicinales y desintoxicantes. Se pueden añadir verduras de temporada mientras sean digestas, como patata, boniato, o zanahoria.

    Ingredientes : 

    • 1 cucharadita de comino en grano
    • 1 cucharadita de cúrcuma
    • 1 cucharadita de fenogreco
    • 1 cucharadita de garam masala
    • 1 cucharadita de jenjibre fresco rallado
    • 1 cucharadita de semillas de cilantro molidas
    • 1/2 cucharadita de semillas de hinojo
    • 100g de soja seca
    • 1 vasito de arroz basmati
    • 2 zanahorias
    • 1 tomate pelado
    • 3 vasos de agua
    • sal, pimienta
    • 2 hojas de laurel
    • cilantro fresco picado 

    Poner la soja en remojo al menos 8 horas. Una vez esté un poco tierna, triturarla ligeramente en un blender con un vaso de agua hasta tener trocitos de más o manos 5 milímetros de grosor. Esta operación permitirá que las habas se hagan más rápido y que queden ligeramente firmes. 
     
    Poner a calentar unas cucharadas de aceite neutro en una sarten. Añadir las especias y dejar que se calienten. Añadir el tomate pelado, las zanahorias picadas muy finas y dejar que se cocine lentamente. Añadir entonces la soja triturada, el laurel, dos vasos de agua y dejar que se haga media hora. 
    Añadir entonces el arroz y dejar que vaya absorbiendo el líquido. Si falta un poco de agua, añadirla, pero sin que el arroz quede demasiado caldoso. 
    Servir con cilantro fresco.





    Coca de trempó

    coca-trempo-trampo-vegan

    Esta coca típica de la cocina Mallorquina es una delicia, a pesar de la extrema sencillez de sus ingredientes : aceite de oliva, agua, levadura, harina, pimientos, cebolla y tomate. La masa tiene que quedar muy crujiente pero no dura, por eso tiene que llevar bastante aceite. 
    Se puede comer la coca como una tapa, cortada en cuadrados pequeños, o como entrante con una ensalada. 

    Ingredientes : 
    • 15cl de agua tibia
    • 10cl de aceite de oliva
    • 5g de levadura fresca
    • harina blanca (la que tome)
    • 1 pimiento rojo
    • 1 pimiento verde
    •  1 cebolla
    • 1 tomate grande
    • sal, pimienta
    • aceite de oliva

    Preparar la masa : en un bol mezclar la levadura con el agua tibia, añadir el aceite y añadir poco a poco la harina. Remover con una cuchara a medida que añadimos la harina, hasta que ya no se pueda remover, y que se pueda amasar. La masa tiene que quedar bastante blanda para que se pueda estirar sin la ayuda de un rodillo, pero aún así no se tiene que pegar a los dedos. Dejar reposar.


    coca-trempo-trampo-vegan
    Mientras, preparar el trempó : cortar las verduras en daditos de 1cm de grosor y ponerlas en un bol. Aliñar con sal y aceite de oliva. 

    Estirar la masa con los dedos en un molde de tarta, o directamente en la placa del horno untada con aceite de oliva. Tiene que tener un grosor de un poco menos de 1cm. Disponer encima las verduras, dejando en el bol el excedente de agua del tomate. Echar otro chorrito de aceite de oliva en la coca, y hornear a 200 grados unos 30 minutos. La masa se tiene que ver dorada y crujiente.


    Bricks de champiñones, perejil, tomate y nata agria

    brick-rollitos-masa

    Una receta inspirada de los "mezzes" libaneses que son estos entrantes tan apetitosos que se encuentran en el oriente medio. Estos bricks crujientes se rellenan con una masa hecha con champiñones, tomate, perejil, couscous y nata agria. La textura es muy cremosa, muy perfumada y también muy fresca gracias al zumo de lima y a la menta. Como entrante servido con salsa de tomate picante, es un éxito seguro!

    Ingredientes (para 10-12 rollitos) : 

    Para las hojas de brick (10-12 hojas) - (también se pueden comprar ya hechas) : 
    • 120g de harina
    • 30cl de agua
    Para el relleno : 
    • 8-10 champiñones
    • 1 tomate
    •  un ramito de perejil (10 ramitas aprox)
    • 50g de couscous
    • 25cl de nata
    • 1 lima
    • sal, pimienta
    • menta
    • 1 diente de ajo (opcional)
    Para la salsa : 
    • 15cl de tomate frito
    • chile en polvo (al gusto!)





    Preparar la masa de las hojas de brick : mezclar la harina con el agua poco a poco para evitar tener grumos. La masa tiene que estar muy líquida. Dejar reposar mientras se hace el resto de la receta.

    Poner el couscous en un bol, añadir 15cl de agua hirviendo y tapar. Dejar que vaya absorbiendo todo el líquido.
    Preparar la nata agria : en un bol, mezclar la nata con el zumo de media lima. Dejar que vaya espesando.
    Picar los champiñones muy finos y ponerlos a rehogar a fuego fuerte con aceite de oliva, hasta que estén un poco dorados. En este punto se puede poner un poquito de ajo si se desea. Dejar enfríar.
    Sacar las semillas del tomate y picarlo muy fino. 
    Mezclar el couscous ya tibio con los champiñones, el tomate, el perejil picado, un poco de menta picada y la nata agria. Salpimentar y mezclar bien.

     
    Preparar las hojas de brick : calentar una sartén de 30cm de diámetro con fondo antiadherente, a fuego medio, e ir pintando con una brocha ancha el fondo de la sartén con la masa. Si la sarten está demasiado caliente, la masa se secará muy rápido, es mejor que esté a fuego medio-alto. Las hojas tienen que ser muy finas, por eso es mejor usar una brocha. Retirar las hojas en cuanto se puedan despegar de la sarten, y ponerlas entre papeles antiadherente para que no se peguen entre ellas.


    Para formar los rollitos, disponer una cucharada de relleno en cada hoja, e ir enrollando, doblando los lados para que todo el relleno quede bien encerrado. 
    Pintar los rollitos con aceite, disponerlos sobre una placa con papel antiadherente, y hornear a 230 grados unos 10 minutos (hasta que se vean dorados). 

    Servir los rollitos con la salsa de tomate picante y con unas hojas de menta.