Chili sin carne con puré de chirivía y boniato


Un puré dulce, cremoso y reconfortante para los días de invierno. Combina muy bien con el chili sin carne, pero también acompañará a la perfección cualquier guiso o cualquier curry. Además si te gusta comer picante, este puré es tu mejor aliado para bajar el fuego de un plato!


Ingredientes : 

Para el puré : 
  • 2 boniatos
  • 4 chirivías
  • 3 dientes de ajo
  • sal, pimienta
  • aceite de oliva
  • 10 gramos de mantequilla (opcional)
  • 1 vaso grande de agua
Para el chili sin carne : 
  •  1 lata de judías negras
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento rojo
  • 1 zanahoria
  • 25cl de tomates triturados
  • 1 vasito de vino
  • 2 cucharadas de comino molido
  • 1 cucharadita de cilantro molido
  • 1 cucharadita de azúcar 
  • 1 hoja de laurel
  • sal, pimienta
  • chile molido

Para el puré : 

Pelar y cortar los boniatos y las chirivías en dados grandes. Ponerlos a dorar en una olla con un poco de aceite de oliva. Añadir los dientes de ajo pelados, enteros. Dorar hasta que las esquinas de los dados se empiecen a tostar. 


Añadir entonces el agua, tapar y dejar que se cocinen las verduras unos 15 minutos. Pasar por el pasapuré, o chafar con un tenedor. Añadir (para no veganos) la mantequilla al final, justo antes de servir. 

Para el chili sin carne : 

Cortar la cebolla muy finita, ponerla a dorar con un poco de aceite de oliva. Añadir la zanahoria pelada y cortada en cubitos. Cuando esté todo bien dorado, añadir el pimiento rojo cortado en tiras finas. Rehogar, añadir las especias y dorar un momento. Incorporar el tomate, el azúcar, la hoja de laurel, las judías, el vasito de vino, tapar y dejar que se haga a fuego lento media hora.

Servir el chili sin carne con su toque de zumo de lima, una cucharadita de nata (nata de soja para veganos) y un poco de cilantro. Acompañar con el puré.


Quiche súper aromático con masa de patata rallada

Una versión "fusión" del quiche. Sustituimos la masa quebrada por patata rallada, y la nata por leche de coco. Añadimos ingredientes saludables como el kale, tomates cherry, apio, poco cocinados para que conserven todas sus propiedades y su textura. El resultado es un quiche muy suave y delicado, tremendamente aromático. Acompañado de una ensalada verde es un plato completo, perfectamente equilibrado. 

Ingredientes : 
  • 500g de patatas
  • 150g de ramas de apio
  •  2 cebollas
  • 4 dátiles 
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 150g de tomates cherry
  • 1 puñado de hojas de kale cortadas
  • 4-5 rodajas de rulo de queso de cabra
  • 20cl de leche de coco
  • 3 huevos
  • sal, pimienta
  • nuez moscada
  • hojas de albahaca
  • 1 pera
  • crema de vinagre balsámico (opcional)
Preparar la masa : rallas las patatas peladas (o con piel si son nuevas). Ponerlas en un trapo, y sacar todo el agua posible presionando bien como si se tratara de una cuajada. Sacarlas y disponerlas en un molde de tarta forrado con papel antiadherente y untado con aceite de oliva. Presionar muy bien (se puede utilizar otro molde ligeramente más pequeño). Salpimentar y hornear a 200 grados unos 15 minutos (hasta que se ablanden las patatas, pero sin que se doren demasiado). 



Mientras, picar la cebolla y ponerla a dorar con un poco de aceite de oliva. Tapar y dejar que se haga unos 10 minutos, hasta que se ablande. Añadir los dátiles picados, el azúcar, y dejar que se caramelice bien todo. Reservar.

Cortar el apio en rodajas muy finas, ponerlo a dorar con un poco de aceite. Cuando esté un poco dorado, añadir el kale, y dejar un minuto más. Apagar el fuego.

Sacar la masa de patatas del horno. Esparcir 3/4 de la mermelada de cebolla sobre la masa.

Disponer encima el apio y el kale. 


Batir los huevos con la leche de coco y un poco de nuez moscada, incorporar la mezcla en el molde.


Disponer unos tomatitos cortados en cuartos, las rodajas de queso de cabra con un chorrito de aceite de oliva y un poco de tomillo, y hornear 15 minutos a 200 grados. 
 

Caramelizar las peras cortadas en láminas con una cucharadita de azúcar en una sartén antiadherente. Disponerlas sobre el quiche con unas cucharadas del resto de cebolla caramelizada y unas hojas de albahaca. Decorar con un chorrito de crema de vinagre balsámico.

quiche-glutenfree-potato-patata-healthy


Samosas de verduras con chutney de frutos rojos

chutney-arandanos-frutos-rojos-india-bocados

Unos bocados perfectos para un pica pica. Estas samosas son muy fáciles de hacer y su chutney de frutos rojos sorprenderá a tus invitados. Además, son totalmente veganas y no contienen gluten.

Ingredientes : 
  • 1 ramita de apio
  • 3 zanahorias
  • 1 cebolla
  • 200g de espinacas baby
  • 120g de harina de garbanzo
  • 1 pizca de comino en semillas
  • 1 pizca de cilantro molido
  • 1 clavo
  • 2 cucharadas de cilantro fresco picado

Para el chutney : 
  • 100g de arándanos rojos
  • grosellas o frambuesas
  •  2 manzanas
  • 1 clavo
  • 1 cucharadita de pimienta molida
  • 10g de jenjibre fresco picado
  • 1 cebolla
  • 4 dátiles
  • 1 cucharada de azúcar
Preparar las samosas : mezclar la harina de garbanzo con todas las especias y el cilantro picado. Añadir agua hasta tener una consistencia de masa de pancake. Dejar reposar 15 minutos. 
Precalentar el horno a 210 grados.
Mientras, poner a dorar la cebolla picada en unas cucharadas de aceite de oliva. Dejar que se ablande, e incorporar el apio y las zanahorias picadas. Cuando estén ligeramente blandas, añadir la espinaca baby, dejar que apenas se ablande un poco y apagar el fuego. Incorporar estas verduras a la masa de harina de garbanzo. Mezclar bien, y formar unos bocaditos en una placa de horno cubierta de papel antiadherente. 
Hornear las samosas unos 15 minutos, hasta que se vean bien doradas. 

samosas-vegan-chutney-cranberry-apple
Mientras, preparar el chutney : poner a dorar la cebolla en una olla con un poco de aceite de oliva. Cuando esté bien dorada, añadir la pimienta, el clavo machacado, el jenjibre y dorar ligeramente. Incorporar entonces los frutos rojos, las manzanas cortadas en cubitos, y los dátiles picados. Cuando esté todo bien cocido, añadir el azúcar y dejar que hierva unos minutos como si se tratara de una mermelada. 

Servir las samosas con el chutney, perfumadas con hojas de menta y de cilantro.


Shakshuka

shakshuka-middle-east-traditional-food

El shakshuka es un plato de Oriente Medio, que se prepara tradicionalmente con tomates guisados a fuego lento y huevos. Se suele acompañar con pan de pita. En esta versión, le añadimos pimientos, y lo comeremos con pan de masa madre, para darle un toque más occidental. Es muy fácil de preparar y es delicioso.

Ingredientes (para dos platos muy generosos) : 
  • 2 cebollas
  • 2 pimientos rojos
  • 2 latas de tomates enteros (800g), u 800g de tomate fresco sin piel
  • 2 dientes de ajo
  • 2 dátiles
  • sal, pimienta
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 1 cucharadita de chile molido
  • cilantro
  • menta (opcional)
  • 4 huevos
  • aceite de oliva virgen extra de buenísima calidad

Cortar la cebolla y los pimientos en trozos no muy finos. Ponerlos a dorar en una cazuela con un fondo (generoso) de aceite de oliva. Dejar que se doren muy bien, añadir las especias, los dientes de ajo enteros sin piel, los tomates cortados en dados, los dátiles picados, bajar el fuego, tapar y dejar que se haga a fuego lento al menos una hora. 
Cuando las verduras estén bien hechas y que el tomate esté bien cocido, formar cuatro huecos en la cazuela e incorporar allí los huevos. Tapar y dejar que se hagan hasta que las claras se vean blancas (las yemas tienen que estar todavía blandas). 
Disponer unas ramitas de cilantro y unas hojas de menta, y servir inmediatamente acompañado de pan tostado.


Champiñones rellenos de arroz a los cuatro quesos, con salsa de tomate y pesto


Un entrante bonito y muy sabroso. Los champiñones se rellenan de arroz con verduras al que se incorpora queso de cabra para darle untuosidad. Luego se ponen a gratinar en el horno con tres quesos más. Aquí hemos utilizado queso cheddar, gorgonzola y brie, pero se podría utilizar cualquier tipo de queso. Se acompaña con salsa de tomate y pesto para acabar de darles un toque italiano.

Ingredientes (para 4 champiñones rellenos) :
  • 4 champiñones muy grandes (tipo Portobello)
  • 1 zanahoria
  • 1/2 puerro
  • 1/2 pimiento rojo
  • 70g de arroz integral
  • sal, pimienta, hoja de laurel, tomillo
  • 40g de queso de cabra fresco
  • 40g de gorgonzola
  • 70g de queso rallado (cheddar o emmental)
  • 40g de queso Brie
Para la salsa : 
  • 1 lata de tomate rallado (400g)
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 2 dientes de ajo
Para el pesto : 
  • 5-6 ramitas de albahaca
  • 3 nueces
  • 5 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 chorrito de limón
  •  parmesano rallado 
  • 2 cucharadas de agua

Empezar con la salsa : poner el ajo cortado en láminas a freír en 4 cucharadas de aceite de oliva, a fuego muy bajo. Cuando el ajo esté casi en chips, añadir el tomate y el azúcar. Tapar y dejar que se vaya cocinando a fuego muy lento todo el tiempo de la preparación.

Picar el puerro muy finito, ponerlo a "sudar" en una sartén con un poco de aceite de oliva y de mantequilla (opcional). Cuando esté bien dorado, añadir el resto de las verduras picadas también muy finito. Dejar que se doren un poco y añadir el arroz. Añadir agua, una hoja de laurel, un poco de tomillo, tapar y dejar que se haga a fuego medio. Cuando el arroz esté hecho, añadir el queso de cabra y remover bien.
Disponer los champiñones en una fuente para el horno untada con un poco de aceite de oliva. Rellenarlos con el arroz, disponer encima todos los quesos empezando por el gorgonzola y acabando con el brie. Hornear a 220 grados, unos 10 minutos, hasta que los quesos están bien gratinados.

Preparar el pesto : en el bol de un turmix poner la albahaca, las nueces, un chorrito de limón y un poco de parmesano rallado. Añadir un poco de agua, el aceite y triturar. 

Servir los champiñones con la salsa de tomate y una cucharada de pesto, acompañados de una ensalada verde. 

Hamburguesas veganas de arroz integral, lentejas, verduras y avena

Unas hamburguesas muy fáciles de hacer y de textura muy agradable. Las lentejas rojas se hacen muy rápido por lo que no te llevará mucho tiempo preparar estas veggie burgers. Para amalgamar todo y evitar que las hamburguesas se rompan en la cocción, añadimos unos copos de avena que también perfeccionan la textura.

Ingredientes (para 4 hamburguesas grandes) : 

Para las hamburguesas :
  • 2 zanahorias
  • 1 cebolla
  • 4 champiñones
  • 60g de arroz integral
  • 60g de lentejas rojas
  • 3 cucharadas de avena
  • sal, pimienta
Para acompañar : 
  • 200g de bimi (ramitas de brocoli) 
  • 2 champiñones 
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 2 chirivías
Picar la cebolla y la zanahoria muy finitas, y ponerlas a dorar en una olla con aceite de oliva. Cuando estén bien doradas y que hayan perdido el agua de vegetacion, añadir los champiñones picados. Saltear un poco, y añadir el arroz con las lentejas. Incorporar 2 vasos grandes de agua caliente, tapar y dejar que se haga a fuego medio. Cuando esté tierno el arroz pero que aún quede un poco de agua, añadir la avena y remover hasta que absorbe todo el agua. Dejar un momento más en el fuego para que se evapore bien todo el resto del líquido, la preparación tiene que quedar bastante seca. 
Reservar en un plato y dejar que se enfríe un poco, hasta poder manipularlo con las manos. 
Formar entonces las hamburguesas y dejarlas en la nevera hasta que se enfríen completamente. 

Mientras, preparar las verduras : poner a saltear los bimis en una sartén. Cuando estén un poco dorados, añadir un vaso de agua y tapar. Cuando se haya evaporado el agua, añadir los champiñones cortados en láminas y acabar de saltear. Incorporar la salsa de soja y apagar el fuego.

Para los bastoncitos de chirivía : pelar las chirivías, cortarlas en juliana y ponerla a freír como si se tratara de patatas fritas. Sacar los bastoncitos y dejarlos un ratito en papel absorbente.

Poner las hamburguesas a dorar en una sarten con fondo antiadherente con dos cucharadas de aceite de oliva. Dorarlas unos 4-5 minutos de cada lado. Servir con las verduras, una cucharada de mostaza, semillas de comino y menta picada.


Tartaletas de manzana y dátiles, sin azúcar refinado


Unas tartaletas sin culpa, el postre perfecto para los que no suelen pedir postre. La masa está hecha con harina integral, dátiles y aceite de oliva. Las manzanas están endulzadas con dátiles y panela, y para perfumarlas añadimos un poco de vainilla. 

Ingredientes (para 8 mini tartaletas) : 

Para la masa : 
  • 120g de harina integral
  • 5 cucharadas de aceite de oliva
  • 3 dátiles picados
  • 1 cucharadita de aroma de vainilla
  • 1 pizca de sal 
  • agua
Para las manzanas : 
  • 4 manzanas dulces y ácidas (tipo reineta roja)
  • 4 dátiles picados
  • 1 cucharadita de aroma de vainilla
  • 1 cucharada de panela 

Preparar la masa : mezclar todos los ingredientes en un bol, y añadir agua hasta obtener una consistencia de masa quebrada. Envolver en film y dejar en la nevera unos 15 minutos.
Preparar las manzanas : pelar y cortar las manzanas en daditos muy pequeños. Ponerlos en una olla con la panela, dejar que caramelice bien. Añadir 1 vasito de agua, la vainilla, los dátiles picados y dejar que se haga todo a fuego medio hasta que el agua se evapore totalmente. Las manzanaz están listas cuando están un poco blandas y bien caramelizadas. 

Extender la masa en cada molde de tartaleta con la punta de los dedos. Cuanto más fina sea la masa, mejor, así las tartaletas resultarán más crujientes. Pinchar la masa con un tenedor para que no leve. Hornear a 200 grados (precalentar el horno antes), unos 10-12 minutos, hasta que la masa se vea ligeramente dorada.

Rellenar cada tartaleta con unas cucharadas de manzana. Servir caliente con nata montada sin azúcar. El contraste de la nata fría con la tartaleta caliente es una delicia, aunque también se pueden servir frías las tartaletas.