jueves, 15 de enero de 2015

Risotto de calabaza

Un risotto de un bonito color naranja, bien cremoso y reconfortante! Para preparar un risotto, es importante siempre ir echando el líquido poco a poco e ir removiendo energicamente el arroz : de esta manera conseguimos que se vuelva cremoso.







Ingredientes (para 2 platos) : 
  • 200g de calabaza
  • 100g de zanahoria
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 20cl de vino blanco
  • 1 cubito de caldo
  • 200g de arroz redondo
  • sal, pimienta
  • 1/2 cucharadita de comino en semillas
  •  1 hoja de laurel
  • cebollino y perejil
  • mantequilla (opcional)
  • parmesano (opcional)

Picar la cebolla muy finita, ponerla a rehogar en un poco de aceite de oliva (o mantequilla), a fuego muy lento. Mientras, ir cortando las zanahorias en cubitos de 1/2cm de grosor. Cuando la cebolla esté bien transparente y empezando a dorar, añadir la zanahoria y subir el fuego. Dejar que se dore unos minutos hasta que se ablande ligeramente. Añadir la calabaza en daditos de 1/2cm, el comino, el laurel, sal, pimienta, y el ajo entero aplastado (sin piel). Dorar un poco, y añadir el arroz. Dejar que este se impregne un poco del aceite hasta que se vuelva transparente (añadir un poco de aceite si necesario). Añadir entonces el vino, y remover bien, siempre a fuego vivo. Cuando se haya evaporado el alcohol, mojar con un poco de caldo (o el cubito diluido en agua caliente), y remover. Cuando se haya absorbido todo, volver a añadir un poco de caldo y dejar que el arroz lo vaya absorbiendo, sin parar de remover. Repetir hasta que el arroz esté cocido. Removiendo, el arroz se hará cada vez más cremoso. 
Al final, fuera del fuego, se puede incorporar parmesano rallado para ganar en cremosidad.
Servir y decorar con cebollino o perejil.

Truco : si te ha quedado arroz blanco del día anterior y lo quieres utilizar, esta receta también se puede hacer cocinando las verduras y añadiendo el arroz cocido al final : entonces no será un risotto, pero sale (casi!) igual de bueno.

viernes, 9 de enero de 2015

Macarrones con verduras, tofu y salsa fresca de tomate


Esta receta de pasta puede ser un plato único perfectamente equilibrado y fácil de preparar. Te proporcionará una cantidad ideal de hidratos de carbono, proteína, grasas saludables, fibra, vitaminas y minerales. Y a parte de sano, su sabor a mediterráneo te va a encantar!


Ingredientes (para 2 platos) :

  • 150g de macarrones
  • 1/2 puerro
  • 5-6 judías verdes
  • 200g de calabaza
  • 200g de tofu
  • 1 diente de ajo
  • 1 ramita de cebolla tierna
  • 2 tomates
  • 6-7 avellanas
  • 1 ramito de cilantro o albahaca
  • aceite de oliva

Cocer la pasta en mucha agua con sal. Colarla, y añadir un chorrito de aceite de oliva para que no se pegue.

Cortar el puerro finito, ponerlo a rehogar en una sartén con aceite de oliva. Añadir las judías crudas troceadas. Dejar que las verduras se ablanden un poco, y añadir casi toda la calabaza cortada en daditos de medio centímetro (reservar unos daditos crudos para el acabado del plato). Dejar que se dore ligeramente. Agregar el ajo picado, y justo cuando empiece a dorar, incorporar el tomate cortado en daditos. Saltear bien, con un poco de aceite para que el tomate pueda dorar un poco. Añadir el tofú en dados, dejar que se caliente, e incorporar los macarrones. Saltear un poco a fuego vivo para que la pasta se seque un poco y empiece a dorar. 

Preparar la salsa fresca de tomate : triturar un tomate entero con las avellanas y el cilantro (o albahaca, o ambos) con un Turmix. Añadir un poquito de sal, y un chorrito de aceite de oliva a medida que vamos "turmixando". Podemos agregar un poco de ajo (si nos gusta el sabor a ajo crudo).

Servir los macarrones calientes con la salsa fría encima, decorar con la cebolla tierna y los daditos crudos de calabaza (le darán un toque crujiente y fresco al plato). 


Veggie+ : al incorporar unas verduras frescas al plato, además de darle un toque fresco y lleno de colores, nos permite conservar muchas vitaminas y antioxidantes que se habrían eliminado con la cocción.

miércoles, 17 de diciembre de 2014

Crema de calabacín y nueces

crema-nueces-calabacinUna crema de verduras sencilla y sana, con una consistencia espesa y suave gracias a la leche de coco y a las nueces. Es muy fácil de realizar, y se puede comer tanto fría como caliente.

Ingredientes :

  • 3 calabacines
  • 1 cebolla
  • 6-7 nueces
  • 10 cl de leche de coco
  • 1/2 cucharadita de curry
  • aceite de oliva

Picar la cebolla y ponerla a rehogar con un poco de aceite de oliva.
Cortar los calabacines en cubitos de 1cm, incorporarlos al cazo, dejar que se doren un poco y añadir el curry. Agregar la leche de coco, las nueces ligeramente machacadas, y dejar que se haga el calabacín hasta estar bien tierno.

Una vez hecho, triturar todo con turmix. 
Servir con pan tostado, perejil o cilantro picado, y un chorrito de aceite de oliva.


domingo, 14 de diciembre de 2014

Qué aceite, para qué uso?

aceite-argan-omega-antioxidante
En la cocina vegetariana, el aceite es una de las principales fuentes de grasa, por lo que resulta muy importante asegurarnos de su calidad y conocer sus propiedades y usos. También representa un condimento ideal para darle este toque de sabor diferente a una ensalada o un plato de pasta. Aqui encontrarás un listado (no eshaustivo!) de las diferentes opciones que encontramos en el mercado.


Aptos para cocinar :
 

Aceite de oliva : 

Ya existen páginas y páginas que alaban las propiedades de este "oro verde" que ya nadie se atrevería a cuestionar. Pero cuidado, existen varias calidades :
  • Virgen Extra : 
Para los nutricionistas, es la mejor. Se obtiene por presión en frío de las aceitunas. Este proceso puramente mecánico le permite conservar todas las propiedades. 

  • Virgen : 
Si lo consumes en versión "virgen" sin más, el proceso también sera sólo mecánico, pero la calidad de las aceitunas no llega al nivel de extra (extra se limita a los aceites que no pasen de 0.8% de ácidos grasos libres. En cambio "virgen" se usa para aceites que contengan hasta un 2% de ácidos grasos libres. Cuanto menos acidez del aceite virgen, más calidad de las aceitunas, y mejor tratamiento de esas en el proceso). 

  • Refinado :
Si compras el aceite bajo el nombre tan genérico de "aceite de oliva", tienes que saber que este aceite es refinado, es decir que ha pasado por procesos químicos, y/o térmicos, que han hecho que pierda gran parte de sus propiedades que tanto valoramos. Muchas veces este aceite se utiliza para freír, y el virgen o virgen extra se reserva para aliñar las ensaladas, pero no nos olvidemos de que una vez frito, este aceite de pésima calidad acabará igual en nuestros estómagos! Por lo que si utilizamos el aceite de oliva por sus beneficios, lo mejor es comprar exclusivamente el virgen extra, aunque salga más caro (la salud no tiene precio!).


El aceite de oliva sigue siendo el más indicado para freír, ya que soporta temperaturas muy altas.
Si quieres una fritura de sabor neutro, puedes usar el aceite de cacahuete, muy adaptado para temperaturas altas. También puedes usar el de girasol, pero tendrás que elegir entonces uno que sea especial para frituras.

Aceite de girasol :
Aunque casi siempre lo veamos en los supermercados en su versión refinada (de color muy claro), se puede encontrar igual que el aceite de oliva en versión virgen. Tendrá entonces un sabor muy pronunciado a las típicas "pipas" de girasol. Para aliñar ensaladas, resulta buenísimo y otra vez, sus propiedades serán mucho mayores en versión virgen, de hecho poco tienen que envidiarle al aceite de oliva (vitamina E, omega 6, bajo contenido en grasas saturadas...). Para freír en cambio será mejor utilizar el refinado "alto oléico" ya que el virgen y el refinado normal se estropean a altas temperaturas, produciendo además toxinas nocivas para nuestro organismo.

Aceite de cacahuete : 
Aunque no se use mucho en España, es un aceite muy usado tanto para aliñar como para freír en Francia, Estados Unidos o China. Su capacidad a soportar altas temperaturas y a no dar/recibir mucho sabor de los alimentos que bañen en él lo hace ideal para freír.

Aceite de maíz : 
Muy usado para freír ya que aguanta temperaturas muy altas (en su versión refinada).

Aceite de palma : aunque sea poco recomendable debido a su alto contenido en grasas saturadas (además del debate que levantó su producción), si se consume virgen (sin refinar), es una fuente increíble de beta caroteno. En vesión refinada pierde estas propiedades nutricionales.

Aceite de coco : un aceite con muchisimas propiedades para la salud. Entre ellas destaca su acción antiviral, antibacterial y fungicida, siempre y cuando se consuma en versión virgen extra. Representa un excelente sustituto de la mantequilla en la repostería para veganos, ya que se solidifica en temperaturas inferiores a 20 grados. Además da un sabor dulce sin tener que añadir azúcar. Se suele también usar en la cocina de Indonesia.

*************

Para aliñar únicamente :  

Algunos aceites pierden demasiadas propiedades nutritivas y organolepticas con las altas temperaturas. Como mucho se pueden echar a un plato al final de su cocción, pero en ningun caso se deberían rehogar o freír con ellos. Entre ellos podríamos destacar :

Aceite de pipas de calabaza : es un aceite conocido por sus grandes cantidades de minerales, entre otros el magnesio, zinc y potasio.Tiene un sabor muy particular y un color muy verde, que lo hace interesante para las ensaladas. 

Aceite de pepita de uva : de sabor más bien neutro, este aceite es muy rico en vitaminas, omega 3 y 6, y lo más importante es que no tiene colesterol (además favorece el aumento del colesterol bueno, lo cual hace de él un aliado para la salud del corazón).

Aceite de sésamo : muy utilizado en la cocina china, tiene muchas propiedades antioxidantes. 

Aceite de lino : muy rico en Omega-3, favorece el aumento del buen colesterol. Se recomienda también para combatir el estreñimiento (igual que las semillas de lino enteras o remojadas).

Aceite de nuez o avellana : muy rico en omega-3, su sabor es exquisito en ensaladas.

Aceite de almendra : aunque se conozca más por sus usos externos (en el cuidado de la piel, entre otras cosas), también se puede usar en la cocina (en su versión comestible, claro!) 

Aceite de argan : muy famoso por sus usos externos, también se puede usar en la cocina ya que es una buenísima fuente de omegas 6 y 9, que favorecen el aumento del buen colesterol. 

Para otros usos del aceite de argan, y usos cosméticos de los aceites en general (rosa mosqueta, jojoba, caléndula...), puedes visitar esta página que los tiene muy bien listados.

Veggie+ : las grasas insaturadas, que son las que más ayudan a que baje el colesterol en la sangre, también son las que más tienden a enranciarse, por eso los aceites de semillas se tienen que consumir bastante rápido una vez abiertos. Una buena solución es comprarlos en envases pequeños!

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Sorteo de una caja de fruta y verduras con Tutti Fruits!

Como ya lo sabéis, me encantan las iniciativas de empresas que proponen evitar intermediarios y vendernos directamente sus productos de mejor calidad a un precio igual al del supermercado ; y cada vez que puedo, las recomiendo!

Esta vez os presento a Tutti Fruits, una empresa Murciana que propone fruta, verdura y otros productos ecológicos (mermeladas, legumbres, aceite...). Tutti Fruits me envió una caja surtida para que pueda probar sus productos en una receta y propone sortear otra caja igual entre los seguidores del blog

Si vives en España y quieres participar, sólo tienes que compartir este post en tu página, darle "me gusta" a la página de facebook de Tutti Fruits y enviarles en un mensaje privado "participo en el sorteo de la caja con Exquisito Vegetariano". Y ya está!

Luego sortearán la caja entre los participantes. La caja es muy completa, lleva alcachofa, calabacín, acelgas, tomates, remolacha, cebolla, puerro, ajo tierno, manzanas y...una mermelada de higos que está buenísima. Pero como una imagen vale más que 1000 palabras, os dejo que veáis las fotitos.

Suerte a todos!




Paquetitos de acelgas rojas con relleno de cuscus y sus verduritas al horno


Para los y las que ya andan buscando ideas para las fiestas, ésta puede ser una opción para proponer algo original y divertido en la mesa : unos paquetitos rellenos de cuscus, decorados con la parte rosa de la propia acelga para que parezcan regalitos de Navidad. Con un poco de paciencia son bastante fáciles de preparar, y además los puedes hacer con antelación : asi sólo tendrás que recalentarlos un poco en el horno mientras disfrutes de tus invitados!


Ingredientes (para 6 paquetitos) : 
  • 12 hojas grandes de acelga roja
  • 5 escalonias
  • 3 tomates
  • 2 cucharadas de mermelada de higos
  • 2 cucharaditas de semillas de lino hidratadas en 10cl de agua
  • 1 cucharadita de cominos en semillas
  • 1/2 cucharadita de ras-el-hanout
  • sal, pimienta
  • 150g de cuscus fino (si es integral, mejor)



Verduras al horno : 
  • 3 alcachofas
  • 6-8 patatitas
  •  6-8 escalonias
  • 2 remolachas
  • 1 cucharada de mermelada de higos
  • aceite de oliva
  • tomillo






Para los paquetitos : 
Hidratar las semillas de lino en 10cl de agua (nos servirán luego de aglomerante para el relleno).
Lavar las acelgas, separar la parte dura de la hoja. Cortar una de las pencas en tiras en el sentido del largo (tiras de unos 3-4 mm de ancho, cuanto más largas mejor). Escaldar las hojas unos 30 segundos en agua hirviendo con mucha sal. Sacarlas, pasarlas por agua fría y reservar en un trapo. Escaldar las tiras unos 2 minutos, hasta que estén un poco blandas. Pasarlas por agua fría y reservar. 
 
Preparar el resto de las pencas crudas : con un cuchillo sacar las fibras y reservar algunas para la decoración final. Cortar las pencas en trozos muy pequeños(reservar algunos para la decoración), y ponerlas a dorar en un cazo con un poco de aceite de oliva. Añadir las escalonias picadas, y dorar bien a fuego medio. Cuando estén bien blandas y doradas, añadir las especias, dorarlas un poco, e incorporar el tomate picado muy fino (con piel y pepitas). Dejar que se haga muy bien el tomate, como si se tratara de un sofrito. Mientras, preparar el cuscus : ponerlo en un bol, añadirle su mismo volúmen en agua hirviendo, un poco de sal, y las pasas. Dejar que el cuscus y las pasas se vayan hidratando.
Una vez el sofrito esté bien cocido (color rojo oscuro), añadirle la mermelada de higos, el cuscus, y las semillas de lino remojadas en su agua. Mezclar bien y dejar evaporar el agua hasta tener una consistencia un poco pegajosa. Apagar el fuego.
Preparar los moldes para los paquetitos : pueden ser moldes para mini "plum cakes", o moldes de fondant, cualquier molde pequeñito de silicona de forma cuadrada. Untarlos con aceite de oliva para que las hojas no se peguen. Forrarlos con las hojas de acelgas, dejando que una parte de la hoja salga. Rellenar con el cuscus, apretar un poco para que quede bien compacto, doblar encima la hoja para encerrar bien el relleno, y reservar hasta que se entibie. 

Una vez tibio, sacar del molde, y atar alrededor una tira de acelga a modo de lazo.
También se puede dejar enfríar completamente en la nevera, y recalentar la mañana siguiente.

Verduras : envolver las remolachas (con piel) en papel de aluminio, y cocerlas en el horno a 200º una hora (o hasta que se pueda introducir un cuchillo sin que ofrezcan resistencia). A media cocción, añadirles las demás verduras : sacar las hojas de la alcachofa para conservar solo los fondos. Cortarlos en 4, ponerlos en una fuente junto a las patatas partidas por la mitad y las escalonias peladas. Añadir un chorrito de aceite de oliva, sal, pimienta y tomillo. Hornear a 200º unos 30 minutos. 
Sacar las remolachas del papel de aluminio, pelarlas, cortarlas en trozos de 2cm, ponerlas en un cazo y caramelizarlas con una cucharada de mermelada de higos. 

Servir los paquetitos con las verduras asadas y las remolachas caramelizadas. Regar con un poco de aceite de cocción con sabor a tomillo. 

Veggie+ : sabías que las acelgas y la remolacha eran de la misma familia? Ambas llevan muchas vitaminas, entre ellas destaca el ácido fólico (vitamina del grupo B), que ayuda a regular la producción de globulos blancos y rojos, por lo que su consumo resulta interesante en una dieta vegetariana o vegana.

sábado, 1 de noviembre de 2014

Arroz al curry con frutos secos

arroz-vegan-curryUna receta sencilla, extremadamente sana, y completa : lleva verduras, arroz, frutos secos y si te apetece le puedes incorporar tofú. Puede ser plato único, acompañado de la típica salsa raita india.




Ingredientes : 


    vegan-curry
  • 200g de arroz basmati
  • 1/2 puerro
  • 2 zanahorias
  • 1 rama de apio
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharada de tomate frito
  • 15cl de leche de coco 
  • 2 cucharadas de coco rallado
  • 1 puñadito de cacahuetes o anacardos (crudos)
  • 1 cucharada de uvas pasas
  • 2 cucharaditas de curry
  • 2 cucharaditas de curcuma
  • 1 cucharadita de cominos en semillas
  • 2 semillas de cardamomo
  • 2 clavos
  • 1 hoja de laurel
  • 3-4 ramitas de cilantro
  • sal

curry-vegan-frutos-secos Picar todas las verduras bien finitas. Dorarlas en aceite de oliva. Añadir el ajo entero, las especias, las pasas, el tomate frito, dorar rápidamente, añadir el arroz y dejar que absorba un poco el aceite para verse brillante. Incorporar 40cl de agua hirviendo, la leche de coco, el coco rallado y la hoja de laurel. Dejar cocer, mezclando de vez en cuando para que las verduras se mezclen bien.
Una vez el arroz hecho, incorporarle los cacahuetes (o anacardos) ligeramente machacados, y un poco de cilantro picado. Mezclar, servir en boles y decorar con cilantro.




Veggie+ : sabías que la cúrcuma es un "alimento-medicamento"? Tiene muchas propiedades beneficiosas para nuestra salud. Puedes saber más aquí.