Gnocchis de brócoli con salsa de puerros

 
Los gnocchis se suelen preparar con patata, yema de huevo y harina. En esta receta, les incorporamos un poco de brócoli, y sustituimos la harina blanca por harina integral, para conseguir un plato más saludable y rico en fibras. La salsa de puerro les da un toque muy cremoso a los gnocchis que ya tienen una consistencia muy fundente en boca.

Ingredientes (para dos platos) :
  • 3 patatas
  • 1 tronco de brócoli
  • 200g de harina integral (aprox)
  • sal, pimienta
  • nuez moscada
Para la salsa :
  • 1 puerro
  • 20cl de nata (normal o vegetal)
  • pimienta de Sichuan
  • sal, pimienta 

Cocer el tronco del brócoli y las patatas (con la piel) hasta que estén todo totalmente blando. Sacar la piel de las patatas, y pasarlas por el pasapuré, junto al brócoli.




Cuando se pueda manipular el puré con las manos, sazonar y añadir poco a poco la harina, amasando bien hasta conseguir una consistencia de masa de pan. Amasar unos 10 minutos hasta que la masa no se pegue a los dedos. Ponerla en una manga pastelera y dejar reposar unos 10 minutos en la nevera.

Preparar la salsa : picar el puerro muy finito y ponerlo a sudar en una sartén con aceite de oliva. Tapar y dejar que se haga a fuego lento hasta que esté bien dorado. Añadir la nata, la sal, las pimientas, y dejar a fuego muy lento unos 10-15 minutos. Añadir agua a media cocción si se evapora demasiado el líquido.


Cocer los gnocchis : poner mucha agua a calentar con sal. Cuando hierva, ir formando con la manga pastelera unos trozos de 2cm de diámetro, cortándolos con tijeras cada 2cm aprox. Ir haciendo poca cantidad de gnocchis a la vez para que no se peguen entre sí, y que el agua esté siempre hirviendo. 
Los gnocchis caen primero al fondo de la olla, y están listos cuando vuelven a aparecer en la superficie.
Sacarlos con la espumadera a medida que se van haciendo, y disponerlos en un plato para servirlos, sin esperar mucho, porque se nos pegarían. 
Acompañar con la salsa de puerros, un poco de queso rallado (opcional), albahaca fresca, tomates cherry partidos y brócoli crudo rallado. 

Probando Sojasun


Hace unos días recibí una caja de productos de la marca Sojasun para probarlos. Sojasun es una empresa familiar Francesa que comercializa productos derivados de la soja, 100% vegetales. 
Dentro de la caja había bebidas de soja, "nata" de soja, yogures y natillas. También había dos hamburguesas.
 
Antes que todo tengo que decir que no soy muy fan de la soja, no la consumo muy a menudo porque su sabor no me suele convencer, y suelo buscar la proteína en otras legumbres, quesos, huevos, etc... Asi que fue una buena ocasión para mí recibir estos productos para ver si cambiaba de opinión. 

Aqui va una pequeña "review" :

Las hamburguesas : la textura es muy parecida a la de la carne, las hice probar a no-vegetarianos y les encantó. No tiene el defecto de muchas hamburguesas vegetales que se deshacen, ésta es muy compacta, no se desmigaja. Lleva tomate seco, le da un muy buen sabor junto a las especias. Yo suelo hacer mis hamburguesas caseras, pero para alguién que no tenga tiempo de ponerse a cocinar un día, la verdad es que son perfectas.






Las natillas y yogures : muy cremosos, no tienen este sabor "vegetal" que tienen los yogures de soja que hace que muchos amantes de los lácteos los desprecien. Los yogures llevan fruta natural, con o sin trozos. A mi el yogúr con trozos de melocotón me encantó, está sencillamente buenísimo.


La nata vegetal : la probé en una salsa de champiñones para acompañar pasta, y en una quiche. Menos cremosa que una nata normal, pero cumple la función de ligar la salsa y darle cuerpo. De sabor es bastante neutra, pero otra vez no tiene este típico sabor a soja cruda. Tanto en el fuego como en el horno ha tenido buena consistencia y ha dado buenos resultados.


Las bebidas de soja :

Recibí una de vainilla y otra de chocolate. Tienen un sabor muy bueno, la textura es excelente (no está aguada como suele pasar en las leches vegetales) ahora tienen lo que a mí no me gusta de las bebidas de soja, que es este último sabor que deja en boca, como un sabor a crudo.






IMPORTANTE : Lo que más me gustó de estos productos es que no llevan ningun producto tipo de coagulantes, sabores artificiales, colorantes, etc,...es todo muy natural. Además la soja que utilizan es sin OGM, y es cultivada en Francia (cuando casi toda la soja que nos llega es de América o Asia y con OGM, se agradece que un producto sea europeo y sin OGM!).

Conclusión : recomendaría estos productos para llevarlos por ejemplo a la oficina para merendar, o en el caso de las hamburguesas para comer al mediodía si no tienes tiempo. Dentro de lo que cabe son productos bastante sanos, aunque nada puede sustituir las preparaciones caseras! También representan una muy buena opción para la gente que esté en una transición de carnivoros a veganos y que quieran conservar un tiempo su rutina de alimentación, para sustituir carne y yogures, o los que sencillamente quieran reducir su consumo de carne y lácteos sustituyéndolos de vez en cuando por productos vegetales. 

Todo lo que pueda ayudar a reducir el consumo de carne es bienvenido en este blog, por eso me encantó recibir y dar a descubrir estos productos a mis familiares y amigos!



Pizza exprés

Una pizza muy rápida de hacer para satisfacer a los más impacientes. Muy fácil y de ingredientes sencillos, no necesita horno, y te llevará menos de media hora hacerla.

Ingredientes : 
  • 150g de harina integral
  • 1 pimiento rojo
  • 1 cebolla tierna
  • 15cl de tomate frito
  • un puñado de hojas de rúcula
  • orégano
  • comino en granos 
  • queso rallado (opcional)
  • 1 huevo (opcional)
  • sal
  • agua

Poner la harina en un cuenco,  añadir una pizca de sal, una pizca de orégano, y añadir agua poco a poco mezclando con una cuchara, hata obtener la consistencia de una masa de pancakes, espesa pero líquida. Dejarla en reposo mientras preparamos el resto.
Picar la cebolla, ponerla a dorar en una sartén con aceite de oliva. Cortar el pimiento en tiras finas y saltearlo junto a la cebolla. Añadir comino en semillas, orégano, y saltear bien hasta que esté un poquito quemado el pimiento. 

En una sartén con fondo antiadherente, verter la masa sobre un grosor de 2 o 3 milimetros. Dejar que se haga de un lado, darle la vuelta y dorar bien. Verter encima el tomate frito, disponer los pimientos y la cebolla, un poco de queso rallado, un huevo en medio (opcional), tapar y dejar a fuego lento unos 5 minutos para que el queso se derrita, que el huevo se cocine un poco y que los sabores se mezclen.

Servir con la rúcula encima. 


Spaghetti con verduras y pesto

pasta-pesto-vegan-spaghettiUna receta muy fácil, sana, ideal para hacerles comer verduras a los que no son tan amantes, ya que incorpora zanahoria y calabacín como si fueran parte de la pasta. El plato se ve lleno de colores y el pesto le da muchísimo sabor

Ingredientes (para dos platos) : 
  • 100g de spaghetti
  • 3 zanahorias
  • 2 calabacines
  • 1 ramo de albahaca
  • un puñadito de almendras
  • zumo de medio limon
  • 1/2 diente de ajo
  • 3 cucharadas de agua 
  • 10g de queso parmesano (opcion vegana : más almendra, y una pizca de sal)
  • 5cl de aceite de oliva
  • tomillo 




Cocer la pasta en mucha agua salada. 
Pelar las zanahorias, y luego seguir pelándolas con el pela patatas para hacer láminas finas. Hacer lo mismo con el calabacín, procurando que cada lámina tenga una parte blanca y verde. 

Poner las láminas de verduras al microondas unos 20 segundos a máxima potencia para que se ablanden ligeramente (asi evitaremos que se rompan las láminas cuando las mezclemos con la pasta). Añadir un poco de zumo de limon, un poco de aceite y un poco de tomillo encima, para que se vayan sazonando y marinando ligeramente.
Reservarlas, y mientras, preparar el pesto : en un bol de turmix, poner todos los ingredientes menos el aceite y triturar. Añadir el aceite poco a poco como si se tratara de una mayonesa. 

Esccurrir la pasta, mezclarla con las verduras sazonadas, y emplatarla con la salsa de pesto y unas virutas de parmesano (opción vegana : almendras rebanadas tostadas).

Mini bombones helados de chocolate y coco

vegan-bounty-chocolateQué mejor para acompañar el café que unos bombones de chocolate? Y si además van helados, mejor que mejor! Esta receta es muy sencilla y resulta mucho más sana que cualquier bombón de chocolate que podrás comprar en el comercio, ya que siempre llevan muchísimo azúcar y una lista impresionante de conservantes. Aquí sólo hay chocolate negro, coco, y sirope de ágave. Para los golosos, se puede añadir una capa de caramelo que le dará un punto crujiente al bombón. ;)


Ingredientes (para 20 bombones aprox, tamaño cubito de hielo) :
  • 100g+50g de chocolate negro a 70% de cacao
  • 3 cucharadas de coco rallado
  • 2 cucharadas de aceite de coco
  • 1 cucharada de agua
  • 1 cucharada de sirope de ágave
  • 50g de azúcar para el caramelo (opcional)

Mezclar el coco rallado con el aceite, el agua y el sirope. Mezclar bien para que se apelmace.

Fundir 100g de chocolate en el microondas o al baño María. 

En una cubitera, verter un poco de chocolate en cada cubito, más o menos hasta un tercio de la altura. 



Mover la cubitera de todos los lados procurando que el chocolate recubra bien todas las paredes. Ponerla inmediatamente en el congelador para que el chocolate se vaya endureciendo.

Una vez esté bien sólido el chocolate, rellenar los cubitos con la preparación de coco, presionando bien para que quede muy compacto. (En este momento, puedes añadir la capa de caramelo : tiene que ser muy fina para que no moleste al morder una vez fría). 

Volver a poner la cubitera en el congelador, y fundir la segunda parte del chocolate. Sacar la cubitera y verter una capa de chocolate encima de los bombones para sellarlos.



Volver a poner en el congelador hasta el momento de degustarlos. Para sacarlos, sólo tendremos que desmoldarlos al momento.
Si te gusta con más coco, puedes hacer mini bocadillos en vez de encerrar el relleno dentro del chocolate : una capa de chocolate, una capa de coco bastante gruesa, y otra de chocolate. Estará igual de bueno y más fresquito para el verano!



Croquetas de zanahoria y avena, salsa de queso azul

croquetas-albondigas-vegetarianas


Perfectas para servirlas de aperitivo y comerlas con los dedos, estas croquetas se pueden aromatizar con las especias que te gusten (comino, curry, etc...) y mojar en diferentes salsas : agridulce, soja, ketchup, yogur, o como en este caso, salsa de queso azul. Son bastante llenadoras, por lo que es aconsejable servirlas con unas verduras para dipear también, tipo bastones de zanahoria, apio, tomates cherry... o como en nuestra foto, acompañadas de una sencilla ensalada de tomates y albahaca.



Ingredientes (para unas 12-15 croquetas) :
  • 400g de zanahoria
  • 1 cebolla tierna
  • 2 cucharadas de copos de avena
  • 3 cucharadas de harina de garbanzo
  • 2 cucharaditas de semillas de lino
  • sal, pimienta
  • perejil o cilantro picado
  • curry (opcional)
  • semillas de sésamo (opcional)
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • aceite de oliva
Para la salsa de queso azul :
  • 10cl de nata
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 1 cucharada de queso azul machacado
  • cebollino picado

Poner las semillas de lino en remojo en medio vasito de agua (7-8cl), durante al menos media hora. 
Mientras, rallar las zanahorias, picar la cebolla y poner todo en un cuenco. 
Añadir la harina de garbanzo, los copos de avena, las especias y hierbas, sal, pimienta, zumo de limón y las semillas de lino remojadas con su resto de agua. 
Mezclar muy bien, presionando un poco para que la harina de garbanzo se vaya pegando bien a la zanahoria. La mezcla tiene que ser muy espesa, poco húmeda, sólo la humedad necesaria para poder formar bolas.
Precalentar el horno a 230º.
Formar con las manos unas bolitas del tamaño de un huevo pequeño, y disponerlas sobre una bandeja con papel antiadherente. Pasarlas por semillas de sésamo, todas o la mitad.



Untarlas en aceite de oliva antes de hornearlas unos 20 minutos a 230º. Se tiene que formar una costra ligeramente dorada. 
Para la salsa de queso, mezclar todos los ingredientes con un tenedor, y está lista! 




Curry verde de calabacín, tomates cherry y garbanzos

 
Un curry verde muy fresco y perfumado para el verano. La pasta de curry verde se hace muy rápido, y fresca no tiene nada que ver con la pasta comprada, así que vale la pena reunir los ingredientes y los 30 segundos necesarios para triturarlos! :) 
Este curry, comparado con un curry indio que suele llevar mantequilla (ghee) o nata, es mucho más ligero ya que solo lleva leche de coco. Además es totalmente vegano. Si te apetece puedes añadir dados de tofu, aunque ya con los garbanzos tenemos mucha proteína.

Ingredientes (para dos platos grandes) : 
  • 200g garbanzos cocidos
  • 1 cebolla tierna grande
  • 50g tomates cherry
  • 1 calabacín
  • 30cl de leche de coco 
  • 6-7 hojas de kafir
  • 1 ramita de citronela
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 1 cucharadita de semilla de cilantro molido
  • 1/2 cucharadita de garam masala
  • sal
  • chile molido

Para la pasta de curry verde : 
  • un manojo (10 ramas aprox) de cilantro
  • un manojo de albahaca (5-6 ramas grandes)
  • 1 cebolla joven
  • 1 diente de ajo
  • zumo de una lima 
  • 10g de jenjibre fresco
  • 1 cucharadita de salsa de soja (o salsa Tamari para celíacos)


Preparar la pasta verde : triturar todos los ingredientes en el bol del turmix.

Para el curry : 
Cortar la cebolla y el calabacín en rodajas, y saltearlos hasta que pierdan un poco del crudo, pero que sigan firmes. Añadir las especias (comino, cilantro molido, garam masala, chile), y dejar que se calienten un poco. Añadir los garbanzos y los tomates cherry (partidos por la mitad) y saltear medio minuto. Añadir la leche de coco, la pasta de curry verde, las hojas de kafir, la citronela y dejar que se haga todo a fuego medio unos 7-8 minutos. Añadir sal al gusto. 



Servir con arroz blanco, o quinoa, o boulgour, y decorar con hojas frescas de cilantro y albahaca.