Kitchari de habas de soja secas


kitchari-vegan

El kitchari es un plato famoso del Ayurveda, por su capacidad de desintoxicar el cuerpo. Se suele preparar con habas de soja mung (la soja verde). Aqui va preparada con habas de soja amarilla, pero también se podría sustituir la soja mung por lentejas rosas. Lo importante son las especias que contiene, por sus virtudes medicinales y desintoxicantes. Se pueden añadir verduras de temporada mientras sean digestas, como patata, boniato, o zanahoria.

Ingredientes : 

  • 1 cucharadita de comino en grano
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 1 cucharadita de fenogreco
  • 1 cucharadita de garam masala
  • 1 cucharadita de jenjibre fresco rallado
  • 1 cucharadita de semillas de cilantro molidas
  • 1/2 cucharadita de semillas de hinojo
  • 100g de soja seca
  • 1 vasito de arroz basmati
  • 2 zanahorias
  • 1 tomate pelado
  • 3 vasos de agua
  • sal, pimienta
  • 2 hojas de laurel
  • cilantro fresco picado 

Poner la soja en remojo al menos 8 horas. Una vez esté un poco tierna, triturarla ligeramente en un blender con un vaso de agua hasta tener trocitos de más o manos 5 milímetros de grosor. Esta operación permitirá que las habas se hagan más rápido y que queden ligeramente firmes. 
 
Poner a calentar unas cucharadas de aceite neutro en una sarten. Añadir las especias y dejar que se calienten. Añadir el tomate pelado, las zanahorias picadas muy finas y dejar que se cocine lentamente. Añadir entonces la soja triturada, el laurel, dos vasos de agua y dejar que se haga media hora. 
Añadir entonces el arroz y dejar que vaya absorbiendo el líquido. Si falta un poco de agua, añadirla, pero sin que el arroz quede demasiado caldoso. 
Servir con cilantro fresco.





Coca de trempó

coca-trempo-trampo-vegan

Esta coca típica de la cocina Mallorquina es una delicia, a pesar de la extrema sencillez de sus ingredientes : aceite de oliva, agua, levadura, harina, pimientos, cebolla y tomate. La masa tiene que quedar muy crujiente pero no dura, por eso tiene que llevar bastante aceite. 
Se puede comer la coca como una tapa, cortada en cuadrados pequeños, o como entrante con una ensalada. 

Ingredientes : 
  • 15cl de agua tibia
  • 10cl de aceite de oliva
  • 5g de levadura fresca
  • harina blanca (la que tome)
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde
  •  1 cebolla
  • 1 tomate grande
  • sal, pimienta
  • aceite de oliva

Preparar la masa : en un bol mezclar la levadura con el agua tibia, añadir el aceite y añadir poco a poco la harina. Remover con una cuchara a medida que añadimos la harina, hasta que ya no se pueda remover, y que se pueda amasar. La masa tiene que quedar bastante blanda para que se pueda estirar sin la ayuda de un rodillo, pero aún así no se tiene que pegar a los dedos. Dejar reposar.


coca-trempo-trampo-vegan
Mientras, preparar el trempó : cortar las verduras en daditos de 1cm de grosor y ponerlas en un bol. Aliñar con sal y aceite de oliva. 

Estirar la masa con los dedos en un molde de tarta, o directamente en la placa del horno untada con aceite de oliva. Tiene que tener un grosor de un poco menos de 1cm. Disponer encima las verduras, dejando en el bol el excedente de agua del tomate. Echar otro chorrito de aceite de oliva en la coca, y hornear a 200 grados unos 30 minutos. La masa se tiene que ver dorada y crujiente.


Bricks de champiñones, perejil, tomate y nata agria

brick-rollitos-masa

Una receta inspirada de los "mezzes" libaneses que son estos entrantes tan apetitosos que se encuentran en el oriente medio. Estos bricks crujientes se rellenan con una masa hecha con champiñones, tomate, perejil, couscous y nata agria. La textura es muy cremosa, muy perfumada y también muy fresca gracias al zumo de lima y a la menta. Como entrante servido con salsa de tomate picante, es un éxito seguro!

Ingredientes (para 10-12 rollitos) : 

Para las hojas de brick (10-12 hojas) - (también se pueden comprar ya hechas) : 
  • 120g de harina
  • 30cl de agua
Para el relleno : 
  • 8-10 champiñones
  • 1 tomate
  •  un ramito de perejil (10 ramitas aprox)
  • 50g de couscous
  • 25cl de nata
  • 1 lima
  • sal, pimienta
  • menta
  • 1 diente de ajo (opcional)
Para la salsa : 
  • 15cl de tomate frito
  • chile en polvo (al gusto!)





Preparar la masa de las hojas de brick : mezclar la harina con el agua poco a poco para evitar tener grumos. La masa tiene que estar muy líquida. Dejar reposar mientras se hace el resto de la receta.

Poner el couscous en un bol, añadir 15cl de agua hirviendo y tapar. Dejar que vaya absorbiendo todo el líquido.
Preparar la nata agria : en un bol, mezclar la nata con el zumo de media lima. Dejar que vaya espesando.
Picar los champiñones muy finos y ponerlos a rehogar a fuego fuerte con aceite de oliva, hasta que estén un poco dorados. En este punto se puede poner un poquito de ajo si se desea. Dejar enfríar.
Sacar las semillas del tomate y picarlo muy fino. 
Mezclar el couscous ya tibio con los champiñones, el tomate, el perejil picado, un poco de menta picada y la nata agria. Salpimentar y mezclar bien.

 
Preparar las hojas de brick : calentar una sartén de 30cm de diámetro con fondo antiadherente, a fuego medio, e ir pintando con una brocha ancha el fondo de la sartén con la masa. Si la sarten está demasiado caliente, la masa se secará muy rápido, es mejor que esté a fuego medio-alto. Las hojas tienen que ser muy finas, por eso es mejor usar una brocha. Retirar las hojas en cuanto se puedan despegar de la sarten, y ponerlas entre papeles antiadherente para que no se peguen entre ellas.


Para formar los rollitos, disponer una cucharada de relleno en cada hoja, e ir enrollando, doblando los lados para que todo el relleno quede bien encerrado. 
Pintar los rollitos con aceite, disponerlos sobre una placa con papel antiadherente, y hornear a 230 grados unos 10 minutos (hasta que se vean dorados). 

Servir los rollitos con la salsa de tomate picante y con unas hojas de menta.



Buddha Bowl de quinoa, zanahorias, garbanzos y tofu, salsa de mostaza y tahini

El "buddha bowl" es el plato combinado de toda la vida, sólo que se hace exclusivamente con alimentos saludables y generalmente "superalimentos" (éstos que nos proporcionan muchísimas vitaminas y nutrientes!). En esta versión lleva quinoa, zanahoria y garbanzos al horno, tofú rebozado, aguacate y naranja. Todas las texturas están presentes, desde cremoso a crujiente, y el abanico de sabores también es amplio, desde dulce a ácido. Este plato te dejará satisfech@ a todos los niveles, y saber que encima es una mina de cosas buenas para el cuerpo lo hace más atractivo aún!

Ingredientes : 
  • 150g de quinoa
  • 6 zanahorias (500g)
  • 300g de garbanzos cocidos
  • 200g de tofu ahumado
  • 1 aguacate
  • 1 naranja
  • perejil y cilantro picados
  • 1 cucharada de harina de garbanzo
  • 1 cucharadita de comino molido
  • tomillo 
  • sal, pimienta
  • sal maldón
Para la salsa : 
  • 1 cucharada de mostaza fuerte
  • 1 cucharada de tahini
  • 1 cucharada de vinagre balsámico
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 4 cucharadas de agua
  • 2 dátiles
  • una pizca de sal

 
Cocer la quinoa en agua hirviendo. Cuando esté ya un poco blanda, escurrir, y volver a poner a cocer tapado, a fuego muy bajo unos 10 minutos para que vaya absorbiendo el sobrante de agua (asi se quedará más separada). Cuando está ya cocido, añadirle sal, pimientra, cilantro y perejil picados.
Preparar las zanahorias : pelarlas y cortarlas en bastoncitos. Ponerlas en un cuenco con aceite de oliva y tomillo, y hornear a 200 grados unos 20 minutos.
Para los garbanzos : escurrirlos muy bien (secar con papel si hace falta), y ponerlos en un cuenco, mezclados con el comino y con un poco de sal. 
Para el tofu : cortar en daditos, pasar por harina de garbanzo y tomillo, y poner sobre un papel antiadherente en un cuenco. Aliñar con un chorrito de aceite de oliva. 
Cuando las zanahorias están casi hechas, subir el horno a 230 y poner a hornear los garbanzos y el tofu también para que se vayan dorando. Cuanto más dorado, más sabor.

Preparar la salsa : verter todos los ingredientes en un blender, triturar hasta que se forme una emulsión.


Preparar los platos : empezar poniendo la quinoa, y luego en cada lado un ingrediente : tofu, garbanzos, zanahorias, aguacate y naranja en rodajas. Terminar disponiendo la salsa encima, y un poco de sal maldon.

Curry de guisantes (matar masala)

peas-guisantes-curry-matar-masala
Esta receta es una versión de un curry típico de la zona del Kerala en la India. Existen muchas variaciones, se pueden incluir anacardos, nata, etc, etc... En esta versión hemos cambiado los anacardos por cacahuetes, que le dan un sabor muy particular al curry y le queda muy bien. Como lleva mucha salsa, lo ideal es comerlo con naans, shapatis, o en nuestro caso tortitas hechas con harina de garbanzo


Ingredientes (para 2-3 personas) :
  • 4 dientes de ajo
  • 200ml de tomate triturado
  • 1 cucharadita de curry
  • 1 cucharadita de garam masala
  • 1 cucharadita de semillas de cilantro molido
  • 1 clavo machacado
  • 1/2 cucharadita de chile molido
  • 200g de guisantes congelados
Para la salsa de cacahuete : 
  • 10g de jenjibre fresco
  • 30cl de leche de coco
  • 100g de cacahuetes 
  • 2 cucharaditas de azúcar
Para las tortitas (pudla) :
  • 200g de harina de garbanzo
  • 25cl de agua
  • cilantro picado 
  • 1 pizca de sal

Preparar la salsa de cacahuete : poner los cacahuetes en una sarten con el azúcar, y dejar que caramelicen ligeramente. Añadir el jenjibre picado, la leche de coco, dejar que hierva unos segundos y apagar el fuego. Triturar este mezcla con batidora o con un blender. 

Poner un poco de aceite vegetal en una sartén, echar el ajo prensado (o picado) y todas las especias. Dejar que todo se dore ligeramente. Añadir el tomate triturado, tapar y dejar que se evapore todo el agua del tomate, a fuego medio, para que se vaya cociendo bien. Añadir los guisantes, un vaso de agua, tapar y dejar que se hagan 5 minutos. Añadir entonces la salsa de cacahuetes y dejar 5 minutos más.

Para las tortitas : mezclar la harina de garbanzo con el agua, la sal, y un poquito de cilantro picado. La consistencia tiene que ser la de una sopa espesa. Cocer las tortitas en una sartén de fondo antiadherente, sobre un grosor de 2-3 milimetros, unos 3 minutos de cada lado (hasta que se doren).
NOTA : si dejas que repose la masa una o dos horas antes de preparar las crepes, no se romperán tanto en la sarten, y serán más esponjosas. 


Mini hamburguesas de lentejas, quinoa y dátiles con pan de harina de amaranto

 
Una receta que gustará a todos los amantes del fast food, que no se darán cuenta de que además es totalmente saludable! Estas mini hamburguesas quedarán muy bien tanto para una cena como para un pica pica. Las puedes presentar entre dos panes como una hamburguesa normal, o servirlas como si fueran falafels, con una salsa de yogur o picante. Se adaptan a todos los estilos!




Ingredientes (para 8 mini hamburguesas) : 
  • 2 zanahorias
  • 1 cebolla
  • 200g de lentejas cocidas
  • 150g de quinoa cocida
  • 8 dátiles picados
  • 2 cucharadas de semillas de lino
  • sal, pimienta
  • 1 cucharadita de curry
  • 1 cucharadita de comino
  • 1/2 cucharadita de chile
  • 2 cucharadas de cilantro picado
  • 1 cucharada de menta picada
Para el pan (16 mini panes) : 
  •  400g de harina de amaranto
  • 1 vaso de agua
  • 1 pizca de sal

Poner las semillas de lino en remojo en 4 cucharadas de agua. 
Picar la zanahoria y la cebolla muy, muy finitos. Ponerlos a rehogar con aceite de oliva, hasta que estén bien dorados. Añadir el curry, el comino y el chile, y mezclar bien. Añadir las lentejas, las semillas de lino, y dejar que se vaya secando un poco la mezcla a fuego lento. Tiene que quedar como un puré muy espeso, pegajoso y un poco seco. Apagar el fuego y añadir la quinoa, los dátiles y las hierbas picadas. Mezclar muy bien.
Formar bolitas del tamaño de una albóndiga, y aplanar un poco para dar la forma de mini hamburguesa. Disponer en papel antiadherente, y hornear a 210 grados unos 15 minutos. Sacar del horno y dejar enfríar un poco antes de manipular las hamburguesas : se irán endureciendo a medida que se vayan enfríando y tendremos menos riesgo de romperlas.


Para el pan : mezclar la harina con la sal, y añadir poco a poco el agua, justo lo suficiente para que se pueda amasar. Amasar muy brevemente, y formar bolitas del tamaño de una albóndiga. Aplanarlas con las manos untadas en aceite de oliva, y disponerlas en una placa para el horno. Hornear unos 15-20 minutos a 200 grados. 

 

Plato combinado de ensaladas

 
Una ensalada súper completa, que nos deja totalmente satisfechos a nivel del apetito y del paladar. Es una combinación de tres platitos : una ensalada verde (escarola) con un poquito de ajo, un arroz con tomates, aceitunas y perejil, y una patata hervida con crema agria y cebolla tierna. Para aliñar, una salsa de pesto con nueces. El resultado es un plato único perfectamente equilibrado : el arroz y la patata nos proporcionan todos los carbohidratos necesarios, la escarola nos trae mucha fibra y vitaminas, la nata y el pesto nos traen ácidos grasos esenciales y antioxidantes. Y el ajo y la cebolla con sus virtudes antiinfecciones nos ayudarán a combatir los últimos resfriados del invierno! Si le añades huevo, tendrás también toda la proteína que necesitas. Si eres vegano, puedes añadir dados de tofu salteados con salsa de soja, por ejemplo.


Ingredientes (para dos platos grandes) : 
  • hojas de escarola
  • 10 tomates cherry
  • un bol de arroz cocido del día anterior
  • 10 aceitunas
  • 2 patatas medianas
  • 3 cucharadas de nata
  • zumo de una lima
  • 10-12 nueces
  • 1 ramito de albahaca
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cebolla tierna
  • 1 diente de ajo
  • perejil picado
  • 1 huevo duro (versión veggie), o dados de tofu (versión vegana)

Poner las patatas a cocer en agua con la piel. Cuando estén tiernas, sacarlas y pelarlas, y no dejar que se enfríen.
Mientras, lavar la escarola y escurrirla.
Preparar el pesto : en el bol de una batidora, poner la albahaca, el zumo de media lima, unas 6 o 7 nueces, medio vasito de agua, e ir triturando a medida que vamos añadiendo el aceite de oliva. Vamos a obtener una salsa un poco espesa.
Preparar el arroz : mezclar el arroz con los tomates cherry partidos por la mitad, las aceitunas, el perejil picado, y aliñar con la mitad de la salsa de pesto.
Preparar la crema agria : mezclar la nata con el zumo de media lima, mezclar bien y dejar que cuaje unos dos o tres minutos.


Aliñar las hojas de escarola partidas en trocitos con un poco de aceite, vinagre, sal y ajo (y el huevo si se desea). Disponerlas en la mitad del plato. Disponer el arroz en un cuarto del plato, y en el otro cuarto disponer la patata hervida todavía caliente partida en dos, con un poco de crema agria encima. Aliñar con el resto del pesto, y decorar con cebolla picada y nueces.