Bricks de champiñones, perejil, tomate y nata agria

brick-rollitos-masa

Una receta inspirada de los "mezzes" libaneses que son estos entrantes tan apetitosos que se encuentran en el oriente medio. Estos bricks crujientes se rellenan con una masa hecha con champiñones, tomate, perejil, couscous y nata agria. La textura es muy cremosa, muy perfumada y también muy fresca gracias al zumo de lima y a la menta. Como entrante servido con salsa de tomate picante, es un éxito seguro!

Ingredientes (para 10-12 rollitos) : 

Para las hojas de brick (10-12 hojas) - (también se pueden comprar ya hechas) : 
  • 120g de harina
  • 30cl de agua
Para el relleno : 
  • 8-10 champiñones
  • 1 tomate
  •  un ramito de perejil (10 ramitas aprox)
  • 50g de couscous
  • 25cl de nata
  • 1 lima
  • sal, pimienta
  • menta
  • 1 diente de ajo (opcional)
Para la salsa : 
  • 15cl de tomate frito
  • chile en polvo (al gusto!)





Preparar la masa de las hojas de brick : mezclar la harina con el agua poco a poco para evitar tener grumos. La masa tiene que estar muy líquida. Dejar reposar mientras se hace el resto de la receta.

Poner el couscous en un bol, añadir 15cl de agua hirviendo y tapar. Dejar que vaya absorbiendo todo el líquido.
Preparar la nata agria : en un bol, mezclar la nata con el zumo de media lima. Dejar que vaya espesando.
Picar los champiñones muy finos y ponerlos a rehogar a fuego fuerte con aceite de oliva, hasta que estén un poco dorados. En este punto se puede poner un poquito de ajo si se desea. Dejar enfríar.
Sacar las semillas del tomate y picarlo muy fino. 
Mezclar el couscous ya tibio con los champiñones, el tomate, el perejil picado, un poco de menta picada y la nata agria. Salpimentar y mezclar bien.

 
Preparar las hojas de brick : calentar una sartén de 30cm de diámetro con fondo antiadherente, a fuego medio, e ir pintando con una brocha ancha el fondo de la sartén con la masa. Si la sarten está demasiado caliente, la masa se secará muy rápido, es mejor que esté a fuego medio-alto. Las hojas tienen que ser muy finas, por eso es mejor usar una brocha. Retirar las hojas en cuanto se puedan despegar de la sarten, y ponerlas entre papeles antiadherente para que no se peguen entre ellas.


Para formar los rollitos, disponer una cucharada de relleno en cada hoja, e ir enrollando, doblando los lados para que todo el relleno quede bien encerrado. 
Pintar los rollitos con aceite, disponerlos sobre una placa con papel antiadherente, y hornear a 230 grados unos 10 minutos (hasta que se vean dorados). 

Servir los rollitos con la salsa de tomate picante y con unas hojas de menta.



No hay comentarios:

Publicar un comentario