Crêpe de espinacas, queso brie y mermelada de frambuesa

Un entrante fácil de hacer y que tendrá su éxito con los amantes del queso. El sabor de un queso brie endulzado con mermelada de frambuesa, sobre una cama de espinacas salteadas con un toque de ajo. Sencillo, completo, y muy sabroso. La masa se puede hacer con huevos y con harina normal o integral (receta aquí), o sin huevos, tipo "galette", con harina de alforfón (receta aquí).

Ingredientes : 


  •  2 crepes
  • 150g de espinacas frescas 
  • 1 diente de ajo
  • 4 trozos de brie
  • 2 cucharadas de mermelada de frambuesa
  • puerro fresco picado
  • hojas de albahaca

Saltear las espinacas crudas hasta que se vuelvan ligeramente tiernas. Añadir el ajo picado, un poco de sal, y apagar el fuego.

Preparar la masa de crepes, y preparar dos en una sartén bien grande. Cuando estén ya doradas, ponerles un poco de espinacas en el centro, el queso brie y doblar los cuatro lados, dejando ver un poco el relleno en el centro. 
Sacar del fuego, disponer en platos y poner una cucharada de mermelada de frambuesa sobre los trozos de brie. Decorar con el puerro picado y unas hojas de albahaca.


Degustar con un "bol" de sidra, como se suele hacer en Bretaña!



No hay comentarios:

Publicar un comentario