Curry verde de calabacín, tomates cherry y garbanzos

 
Un curry verde muy fresco y perfumado para el verano. La pasta de curry verde se hace muy rápido, y fresca no tiene nada que ver con la pasta comprada, así que vale la pena reunir los ingredientes y los 30 segundos necesarios para triturarlos! :) 
Este curry, comparado con un curry indio que suele llevar mantequilla (ghee) o nata, es mucho más ligero ya que solo lleva leche de coco. Además es totalmente vegano. Si te apetece puedes añadir dados de tofu, aunque ya con los garbanzos tenemos mucha proteína.

Ingredientes (para dos platos grandes) : 
  • 200g garbanzos cocidos
  • 1 cebolla tierna grande
  • 50g tomates cherry
  • 1 calabacín
  • 30cl de leche de coco 
  • 6-7 hojas de kafir
  • 1 ramita de citronela
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 1 cucharadita de semilla de cilantro molido
  • 1/2 cucharadita de garam masala
  • sal
  • chile molido

Para la pasta de curry verde : 
  • un manojo (10 ramas aprox) de cilantro
  • un manojo de albahaca (5-6 ramas grandes)
  • 1 cebolla joven
  • 1 diente de ajo
  • zumo de una lima 
  • 10g de jenjibre fresco
  • 1 cucharadita de salsa de soja (o salsa Tamari para celíacos)


Preparar la pasta verde : triturar todos los ingredientes en el bol del turmix.

Para el curry : 
Cortar la cebolla y el calabacín en rodajas, y saltearlos hasta que pierdan un poco del crudo, pero que sigan firmes. Añadir las especias (comino, cilantro molido, garam masala, chile), y dejar que se calienten un poco. Añadir los garbanzos y los tomates cherry (partidos por la mitad) y saltear medio minuto. Añadir la leche de coco, la pasta de curry verde, las hojas de kafir, la citronela y dejar que se haga todo a fuego medio unos 7-8 minutos. Añadir sal al gusto. 



Servir con arroz blanco, o quinoa, o boulgour, y decorar con hojas frescas de cilantro y albahaca. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada