Terrina de seitan


Las fiestas de Navidad se acercan! Si andas buscando ideas, puede que ésta te guste : esta inspirada en el "paté en croûte" francés. Una masa quebrada encierra un relleno de seitan con champiñones y pepinillos, todo gelificado con agar agar para conseguir la textura de una terrina. La presentación queda graciosa, se puede hacer en miniaturas o en un molde rectangular de terrinas para luego cortarlo en rebanadas. Si lo haces en miniaturas, también puedes sustituir la masa quebrada por masa de hojaldre para un resultado más ligero.

Ingredientes : (para dos terrinas de 8cm de Ø)

Para la masa : 
  • 150g harina
  • 7cl aceite de oliva
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de tomillo
  • agua
Mezclar la harina con la sal y el tomillo. Incorporar el aceite, mezclar con los dedos, y añadir un poco de agua hasta poder amasar. Amasar brevemente y dejar reposar en nevera.

Para el relleno :
  • 80g de seitan ahumado
  • 6 champiñones
  • ajo, perejil picados
  • 5cl de vino dulce (tipo moscatel)
  • 1,5g de agar agar instantáneo
  • sal, pimienta, nuez moscada
  • 2 pepinillos

Picar los champiñones muy finos. Ponerlos a dorar en una sarten con
aceite de oliva. Cuando hayan perdido todo el agua de vegetación, incorporar una pizca de ajo y perejil picados. Incorporar el seitan, dorar un poco, y añadir el moscatel. Dejar que se evapore el alcohol, salpimentar, añadir un poco de nuez moscada rallada. Sacar del fuego.
Poner 25cl de agua en la misma sarten, calentar hasta que hierva. Incorporar el agar agar, dejar hervir hasta que se evapore la mitad del líquido. Incorporar entonces la mezcla de seitan y champiñones, remover un poco y sacar del fuergo.


Extender la masa quebrada hasta la medida de los aros pasteleros (o moldes). Forrar los moldes, y dejar 1cm de masa de más para poder sellar luego la tapa. Llenar con el relleno a la mitad, disponer un pepinillo en medio y acabar de llenar hasta 1cm del canto. Disponer un disco de masa encima a modo de tapa, sellar los bordes doblando la masa y pinzando un poco para que se peguen bien. Decorar con recortes de masa. 


Pintar con leche (o leche de almendra) antes de hornear unos 15-20 minutos a 220 grados. La masa tiene que estar cocida, pero no demasiado seca para que no se rompa cuando se corten las terrinas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada