Vegan cheese cake

Hacía mucho tiempo que quería probar una receta de cheesecake vegano, porque me quedaba muy escéptica : un cheesecake sin cheese??? Sin huevos??? Pero tras verlo alabado en muchas páginas pensé que valía la pena probarlo. El resultado es un pastelito excelente, cremoso, con ligero sabor a praliné y con una masa muy crujiente, que no tiene nada que envidiar al cheese cake...ni NADA que ver con él : son diferentes, muy buenos los dos a su manera, pero diferentes! Una razón más para probarlo y quedarnos sorprendidos por su textura.


Ingredientes (para un cheese cake de 18cm o 4 cheese cakes individuales) : 
  • 2 tazas (20cl) de anacardos crudos (puestos una noche en remojo)
  • 1/2 taza de agua
  • 1/2 taza de miel o sirope de ágave
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • 5 cucharadas de aceite de coco frío (sólido)
Para la masa : 
  • 1 taza de almendras o avellanas
  • 1/4 de taza de dátiles sin hueso (frescos y blandos)
  •  unas gotas de extracto de vainilla
  • una pizca de sal
Para el coulis : 
  • 10-15 frambuesas
  • 2 cucharadas de mermelada de frutos rojos


Poner los ingredientes de la masa en un robot de cocina para triturarlos todos juntos hasta que se forme una masa pegajosa, teniendo todavía tropezones bastante grande de almendras o avellanas. Repartir esta masa en círculos pasteleros, presionando bien al fondo para formar discos de masa bien compactos.

Para el relleno : triturar los anacardos con el agua, la miel (o ágave), el zumo de limon y la vainilla en un blender, hasta que se forme una masa bien fina, sin tropezones. (Tendrás que rascar las paredes del blender con una espátula varias veces para que se vaya triturando bien).
Una vez tengamos una masa bien fina, añadir el aceite de coco. Mezclar brevemente. 
Disponer esta masa en los circulos pasteleros, y poner en el congelador para varias horas hasta que estén totalmente congelados. 

Preparar el coulis : triturar en el blender las frambuesas con la mermelada. Si no te gustan las semillitas de las frambuesas, cuela el coulis antes de servirlo.

Para servir, calentar los moldes entre las manos unos segundos, desmoldar con mucho cuidado, y presentar en platitos con el coulis de frambuesa y frambuesas frescas. 


Nota : la receta es adaptada del libro de Carmela Soleil, "Heavenly Raw", que publicó para la marca de blender Optimum, comercializada por Froothie. Os iré contando más estos días sobre la máquina y sobre las recetas porque me quedé encantada. :)

Veggie+ : este pastel no lleva nada de azúcar blanco, todos los ingredientes son 100% naturales. Los anacardos son muy ricos en minerales, magnesio y potasio entre otros. Si practicas deporte o necesitas concentración para tus estudios, los anacardos representan una buena ayuda.  Saber más sobre los beneficios de los anacardos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada