Rollitos de verano vietnamitas

 
Los rollitos de verano representan un entrante refrescante, ligero, y que impresiona siempre a los invitados. Todo eso sin invertir ni mucho tiempo ni mucho trabajo! Sólo hace falta disponer de los ingredientes adecuados para realizar estas bombas de sabor, que le encantarán a tu paladar mientras dejarán tu silueta intacta.





Ingredientes (para 6 rollitos grandes) : 
  • 6 obleas de papel de arroz
  • 2 zanahorias grandes
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pepino 
  • 1 cebolla tierna
  • 1 lima
  • 1 cucharadita de jenjibre fresco rallado
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • 1 cucharadita de aceite de sésamo
  • 50g de cacahuetes
  • 1/2 diente de ajo 
  • 1/2 guindilla
  • 50g pasta de arroz (la más fina posible)
  • cilantro (hojas enteras)
  • albahaca (hojas enteras)
  • menta (hojas enteras)

Preparar las salsas :

Salsa de jenjibre : mezclar el jenjibre con 1 cucharada de salsa de soja, media cebolla picada, medio diente de ajo picado, 1 cucharadita de aceite de sésamo, el zumo de media lima, y la cucharadita de azúcar. Añadir 3-4 cucharadas de agua.
Salsa de cacahuete : picar los cacahuetes, ponerlos a tostar en una sartén. Cuando estén bien tostados, añadir 1 cucharadita de azúcar y dejar que caramelice, luego 1 cucharada de salsa de soja, 1/2 guindilla (menos si pican mucho), y desglasear con un vaso de agua (15cl). Echar todo en un bol de turmix y triturar muy bien. Añadir un poco de agua si se ve muy espeso.

Hacer la pasta : en una olla con agua hirviendo, tirar la pasta de arroz y dejarla 1 minuto, sólo hasta que se ablande ligeramente. Tiene que quedar todavía firme. Pasarla entonces bajo un chorro de agua fría para cortar la cocción y que no se pegue. Aliñarla con un poco de salsa de jenjibre.



Para los rollos :
Pelar las zanahorias, cortarlas en tiras muy finas. Pelar el pepino y cortarlo también en tiras, desechando toda la parte de las semillas. Cortar también el pimiento en tiras finas. Rociar con zumo de lima.

Formar los rollos : en un recipiente ancho, poner 2-3 cm de agua fría, y poner una oblea en remojo 1 a 2 minutos. Se tiene que ablandar totalmente. Sacarla, disponerla en una tabla, e ir disponiendo en el centro primero unas hierbas, luego las verduras, un poco de pasta, y acabar con cebollita y cacahuetes picados. Doblar la parte baja, y enrollar el rollito. Se tiene que proceder con mucho cuidado ya que las obleas son frágiles. Repetir esta operación hasta que se acaben las verduras. 



Para que no se peguen los rollitos entre sí, disponerlos en hojas de lechuga. Además la lechuga les añadirá crujiente y frescura a la hora de comerlos.



Los rollitos se comen con los dedos, mojándolos en las salsas. Se suele enrollarlos en la hoja de lechuga con unas hojas de menta para darles más aromas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada