Paella de cebada con verduras asadas

Si cada vez que preparas una paella tienes pánico a que se te pase el arroz, esta receta te lo pone fácil : es casi imposible que "se te pase" la cebada! Este cereal integral conserva su firmeza aunque esté cocido previamente en agua. Aquí lo hemos preparado como una paella, con su azafrán y su sofrito (que nos perdonen los puristas Valencianos por el término empleado, sólo lo hemos tomado prestado). ;)



Ingredientes (para 2-3 platos) :

  • 200g de cebada
  • 1 pimiento rojo
  • 2 calabacines pequeños
  • 250g judías planas
  • 2 dientes de ajo
  • 2 tomates
  • 30cl de caldo de verduras 
  • hebras de azafrán
  • sal
  • aceite de oliva



Poner la cebada en remojo el día anterior (10-12 horas) para que se ablande.
Cambiar el agua, y cocer en agua hirviendo en una olla grande 20 minutos (la cebada tiene que estar firme todavía). Escurrir y reservar.

Blanquear las judías unos 5 minutos. Refrescarlas con agua fría para cortar la cocción.
Cortar la mitad del pimiento en daditos pequeños, y la otra mitad en láminas (las usaremos para decorar el plato).
Cortar el calabacín en cuartos o rodajas. 

 

Asar todas las verduras por separado en el paellero. Tienen que quedar ligeramente quemadas para que den más sabor a la paella.
Una vez estén todas asadas, reservar en un lugar caliente, y poner a dorar en el paellero el ajo cortado muy finito con un poco de aceite de oliva. Añadir el azafrán y a continuación el tomate triturado. Dejar que se evapore todo el agua y que el color cambie a anaranjado (unos 15 minutos a fuego medio).
Incorporar entonces la cebada, los daditos de pimiento, la mitad de las judías, y mezclar bien. Incorporar el caldo caliente, y dejar que la cebada lo vaya absorbiendo. 

Ya que la cebada es más firme que el arroz, está "permitido" remover de vez en cuando, aunque hay que hacerlo con precaución para que la paella no se nos transforme en risotto...

Al final de la cocción cuando casi todo el líquido esté absorbido, disponer las verduras encima de la "paella". 
Servir con limon, y un vino blanco muy fresco!
Si tienes la suerte de tener barbacoa, no dudes en hacer este plato directamente en la parrilla, te saldrá riquísimo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario