Moussaka con queso azul

La moussaka es un plato de origen griego, que se suele preparar con berenjena, patata, tomate y queso. Si te gusta el queso azul, te recomiendo que pruebes esta receta : el sabor fuerte de este queso se suaviza con la patata y el tomate, y le da mucha cremosidad a la salsa.

Ingredientes (para 2 personas) : 


  • 2 patatas medianas
  • 1 berenjena
  • 1 lata de tomate frito de calidad (40cl)
  • 1 cebolla grande
  • 2 dientes de ajo
  • 15cl de nata
  • 50 gramos de queso azul
  • 1 cucharadita de comino en semillas
  • 1 pizca de orégano


Cortar la berenjena en rodajas de medio centímetro. Disponerlas en una bandeja para el horno untada con aceite de oliva. Echar un chorrito de aceite sobre las berenjenas, y ponerlas a asar unos 10 minutos a 220 grados. La berenjena se tiene que secar y dorar un poco.
Mientras, picar la cebolla (no muy fina), y ponerla a dorar en una sarten con aceite de oliva. Cuando la cebolla se haya dorado bien y haya soltado el agua de vegetación, añadir el ajo en rodajas finas y dorar. Incorporar entonces la salsa de tomate y las patatas peladas y cortarlas en rodajas de medio centímetro. Incorporar un gran vaso de agua, el comino y el oregano, llevar a ebullición, tapar y dejar que se hagan las patatas hasta que estén casi tiernas. 


Añadir entonces la berenjena recién sacada del horno, la nata, la mitad del queso y dejar que se haga todo unos 10 minutos más a fuego lento, hasta que las verduras estén muy tiernas. La salsa tiene que quedar un poco líquida. Si se seca demasiado, se puede añadir un poco de agua.

Verter en una fuente para el horno, disponer encima la otra mitad del queso, y hornear unos 10 minutos a 200 grados hasta que el queso se empiece a gratinar.

Servir con perejil picado y pan tostado con ajo y aceite.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada