Spanakopita

La spanakopita es un pastel tradicional Griego hecho con pasta filo y relleno de espinacas con queso feta. Es fácil de realizar aunque lleva su tiempo de preparación, ya que cada una de las hojas de filo tiene que ir "pintada" con un poco de aceite de oliva. El resultado es una masa dorada y muy crujiente, con un relleno muy untuoso. Se suele tomar como un snack, pero tendrá igualmente su éxito como entrante en una cena.


Ingredientes :
  • un paquete de pasta filo (15-20 hojas)
  • 400 gramos de espinacas (frescas o congeladas)
  • 3 cebollitas
  • 6-7 ramitas de perejíl
  • 150 gramos de queso feta
  • 1 huevo
  • 10cl de aceite de oliva
  • 1 pizca de nuez moscada
  • sal, pimienta

Preparar el relleno de espinacas : poner las espinacas a cocer (o descongelar) en agua hirviendo. Una vez estén hechas (3-4 minutos), escurrirlas en un colador hasta quitar todo el agua. Es muy importante que se elimine el agua, sino la tarta perdería de su crujiente.

Picar las cebollas y el perejíl muy finitos. Juntar con las espinacas, añadir el queso, sal, pimienta, nuez moscada, mezclar bien. Acabar añadiendo el huevo, y mezclar todo bien con las manos (asi se hará una masa más compacta). Reservar.

Sacar la pasta filo de la nevera.
Pintar el fondo de un plato para el horno con aceite de oliva.
Pintar la primera hoja de filo con aceite, y disponerla en el plato, lado pintado hacia arriba. Seguir pintando 7 a 8 hojas, disponiendolas una por una en el plato. Disponer las cuatro hojas siguientes de manera que la mitad de la hoja se quede fuera del plato, de cada lado del plato, para así poder encerrar todo el relleno luego.
Repartir bien todo el relleno de espinacas.

Seguir pintando las hojas con aceite, y disponerlas encima del relleno. Una vez acabadas todas las hojas, doblar las cuatro partes de las hojas que quedaban fuera del plato hasta encerrar toda la parte superior de la tarta. Pintar bien con el aceite cada parte (no es un plato precisamente ligero!).

Marcar las porciones con un cuchillo, cortando sólo la parte superior de las hojas (sin llegar al relleno). Asi quedarán marcadas y se cortarán más fácilmente cuando salgan del horno!

Hornear a 200 grados unos 30 minutos, hasta que las hojas de filo queden bien doradas y crujientes.

Nota : se puede sustituir el queso feta por Ricotta (requesón), quedará el sabor más suave y cremoso.

Truco : la pasta filo es muy fácil de utilizar, pero tiene el inconveniente de secarse muy rápido : tienes que trabajar muy rápido colocando las hojas, para que no se sequen o se peguen entre ellas.


Veggie+ : para veganos, se puede evitar utilizar huevo, y sustituir el queso por tofú blando, la tarta quedará igual de buena.

Hay un tutorial buenísimo de la receta en youtube, va muy bien para entender como se colocan las hojas de filo, aqui os lo pongo :



3 comentarios:

  1. Me encanta tu propuesta y también las espinacas muy bonita presentación y muy saludable, imagino que el aceite de oliva dará su gusto y presencia única. Gracias por compartirla Abrazo ✿◠‿◠

    ResponderEliminar
  2. Fantastica receta! me encanta la pasta filo de todas las formas, y las espinacas en este pastel queda muy bien! apuntada que tiene que ser sabrosisimo! besos

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias a las dos! Un beso!

    ResponderEliminar