Tayín de garbanzos y ciruelas pasas

Ya presenté hace tiempo el tayín, este plato Magrebí, que se prepara habitualmente en un plato de barro. Esta versión combina el sabor dulce de las ciruelas pasas (también se podría hacer con ciruelas frescas!) con la consistencia suave de los garbanzos. Servido con quinoa, es un plato único muy bonito en la mesa y riquísimo.



Ingredientes :

  • 1 calabacín
  • 1 zanahoria
  • 1 cebolla grande
  • 1 nabo
  • 1 rama de apio
  • 7-8 ciruelas
  • 10-15 pasas
  • 200 gramos de garbanzos en conserva
  • 1 cucharadita de miel
  • 1 cucharada de comino molido
  • 1 cucharadita de ras-el-hanout
  • 1 cucharadita de pimiento de cayena
  • 1 pizca da canela
  • 2 clavos molidos
  • 1/2 cubito de caldo de verduras
  • 7-8 hojas de menta fresca
  • 5 ramas de perejíl



Cortar la cebolla finita y echarla a una sartén con un poco de aceite de oliva. Cortar las demás verduras en trozos de 1cm de grosor, añadirlas a la sartén con todas las especias. Una vez esté todo un poco dorado, añadir las pasas y las ciruelas, los garbanzos, la miel, y mojar con 30cl de caldo de verduras. Dejar que se haga a fuego lento unos 20 minutos.
Preparar el quinoa en agua hervida, escurrir y servirlo en los platos. Añadir el tayín decorado con la menta y el perejil fresco.

Veggie+ : la asociación garbanzos-quinoa proporciona una calidad de proteína igual a la de la carne, por lo que este plato es muy equilibrado en proteínas, hidratos de carbono de bajo índice glucémico (no nos dará hambre justo después como con la pasta refinada), en vitaminas, y sales minerales. Las ciruelas pasas por su lado tienen, entre otras virtudes, una acción anti-edad (es la fruta más rica en anti-oxidantes del mundo!), anti retención de líquidos, y anticancerígena...son muchas razones para incluirlas en esta receta ! Saber más sobre las ciruelas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada