Bolsitas crujientes de remolacha y queso fresco

Una nueva propuesta de utilización de la hoja de brick, aunque esta receta también se puede hacer con masa de hojaldre. La remolacha con su sabor dulce se combina muy bien con el queso fresco, y servidas con una ensalada verde, estas bolsitas representan un entrante muy bonito en la mesa.


Ingredientes (para 4 bolsitas) :
  • 6 hojas de brick
  • 1 remolacha (cocida y pelada)
  • 1 queso fresco tipo Burgos
  • 3 ramas de perejil
  • 5-6 hojas de menta
  • sal, pimienta

Cortar la remolacha en daditos de 1cm de grosor. Cortar el queso de la misma manera. Cortar 2 de las hojas de brick por la mitad. Doblar esta mitad en dos, y disponerla en el centro de una hoja entera para reforzar la base de la bolsita. Disponer unos daditos de remolacha y la misma cantidad de queso, añadir un poco de perejil picado y menta, sal y pimienta. Reunir todos los lados de la hoja de brick y mantener todo bien cerrado con un palillo.
Hornear a 200 grados unos 10-12 minutos.

Truco : se puede añadir una cucharadita de compota de manzana con la remolacha, para tener un sabor aún más dulce. También se puede sustituir el queso de Burgos por queso de cabra si nos gusta.


1 comentario:

  1. Hola, que rico esto, y en casa gustan mucho las remolachas. Me estoy llevando la receta.

    Besitos

    ResponderEliminar