Sopa de guisantes secos

Una sopa perfecta para el invierno : se puede considerar plato único por los hidratos de carbono y proteínas que contienen los guisantes secos.

Ingredientes :
  • 300 gramos de guisantes secos
  • 2 patatas
  • 10cl de nata (o nata de soja)
  • sal, pimienta
  • 1 pizca de nuez moscada
  • 5 ramas de perejíl
Pelar las patatas, cortarlas en dados grandes, y echarlas en una olla a presión con los guisantes y 1 litro y medio de agua hirviendo. Dejar en el fuego unos 15 minutos despues de que la olla haya empezado a chiflar.
Batir bien con un mixer para obtener una sopa muy espesa y untuosa. Añadir la nata, la sal, la pimienta, la nuez moscada, el perejil picado, mezclar bien y volver a batir 30 segundos.
Servir en boles con un poco de pan tostado.


Truco : esta sopa se puede conservar un día o dos en un tupper en la nevera, pero se tendrá que añadir un poco de agua cuando la recalentemos ya que los guisantes y las patatas tienen tendencia a secarse. También se puede comer como un puré acompañado de verduras salteadas.


Veggie+ : los guisantes son muy conocidos de los vegetarianos por su alto contenido en proteínas. Como ocurre en casi todas las legumbres, estas proteínas son incompletas : les faltan unos aminoácidos esenciales, pero si se añaden cereales al plato, estas proteínas se vuelven a formar. Por eso es recomendable añadir pan tostado (o cualquier otro tipo de pan) a esta sopa, para mejorar el equilibrio nutricional. Más información sobre los guisantes y guisantes secos.

1 comentario:

  1. Deliciosos los guisantes, nada mas rico que una sopa de chicharos y además nutritivos.

    ResponderEliminar